Con más “milagritos” que la Virgen, Romero Deschamps es reelecto líder petrolero

Y claro, por “milagritos” nos referimos a todas las acciones que ha hecho en favor de los trabajadores de su gremio… o por qué otra razón podría haber sido reelegido por cuarto periodo consecutivo el dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps. Así es… hasta 2024.

Por unanimidad y de forma anticipada, integrantes de las 36 secciones del sindicato petrolero decidieron que –por qué no- Romero Deschamps se aventará más de tres décadas al frente del gremio, ya que de concluir su cuarta reelección, acumularía 31 años dirigiendo al Sindicato Petrolero, al cual llegó en 1993. Aunque la renovación del cargo se debería haber analizado hasta el próximo año, cuando termine el actual periodo, se determinó que “de una vez”, para que no coincidiera con el año electoral.

La ratificación de Romero al frente del STPRM se dio durante la XXVI Convención Extraordinaria, a la que fue invitado el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete, quien muy gustoso hizo el feliz anuncio y señaló que aunque les arda la dirigencia del también senador cuenta con el “reconocimiento del gobierno federal”. Y cómo no habría de ser, si tan fino personaje ha hecho que el Sindicato Petrolero se adapte “a los tiempos y retos que marca la Historia, así como a un mercado cada vez más competitivo y diversificado”.

Aparte de apapachos de la administración federal, Romero Deschamps puede presumir que es el líder sindical que más demandan tiene ante la PGR. Pero bueno, no todo pueden ser logros… o cómo olvidar que, pese a que –supuestamente- desvió fondos de Pemex para la candidatura presidencial de Francisco Labastida (el famoso Pemexgate), el bulleado favorito de Vicente Fox no consiguió su lugar en Los Pinos.

 De acuerdo con La Jornada, el líder del STPRM tiene acusaciones en su contra por malversación de fondos, apropiación de recursos públicos, corrupción, venta y negociación de fichas, complicidad en robo de combustible, además de violaciones estatutarias. Pero bueno, todo eso se le perdona si hace feliz a tantos miles de mexicanos… o, de menos, a su hija. Nomás vean que sonrisota se carga.

 

Comentarios