7 consejos para que logres el Guadalupe-Reyes sin morir en el intento

Llegó el verdadero maratón, ese que está hecho para gente feroz que no le tiene miedo a nada. Inclusive el mismísimo Chuck Norris ha fallado en más de una ocasión para completar este gran y olímpico reto, y claro, hablamos del ya famoso y bonito Guadalupe-Reyes.

La época de fiestas decembrinas comienzan hoy con la celebración de la Virgen de Guadalupe y se extiende hasta el 6 de enero con la partida de la Rosca de Reyes. Pero más allá que el pretexto de las fiestas, el verdadero reto consiste en ir de fiesta en fiesta desde el 12 de diciembre hasta el 6 de enero, donde también deberás mostrar resistencia ante los excesos de comida, bebidas y una que otra desvelada.

Por eso aquí te dejamos algunos consejos para que lo logres como el campeón que eres y termines el Guadalupe-Reyes con éxito:

1.- Lo básico de básicos es la alimentación, recuerda que si no comes bien o si tienes el estómago vacío, el alcohol hará lo suyo y se te subirá de volada. Por eso es indispensable que estés bien alimentado todos los días, puedes cargar barritas o algún snack, para que a la hora de la fiesta no llegues a atascarte de papitas y cacahuates, y por lo mismo no tomarás taaaanto. O sí…

2.- Igual que la alimentación, la hidratación es importante. Y hablamos de la hidratación de esa que no hace daño, de esa que no da sed. Aquí es cuando debes aplicar ese consejo de tomar un vasito de agua por cada cuba que te eches. Igualmente, lleva tu botellita de agua a todos lados.

3.- Sí, sí… ya llega tu aguinaldo, pero aaaaguas, siempre dices ‘ahora sí lo voy a administrar’, y siempre te lo gastas antes de que lo recibas. Entonces, administra tu dinero, no empieces de paps invitando todo y luciéndote a diestra y siniestra, elige tus batallas, recuerda que en enero o febrero se siente la cuesta pesada.

4.- Por si las dudas, deja tu carrito en casa. Más vale prevenir y gastarte un poquito más en taxi o algún medio de transporte (aquí sí lo vale), que termines en el torito en el mejor de los casos. Házlo por ti, por tu familia, y por las demás personas que ni la deben ni la temen. Si tomas no manejes. En serio…

5.- No bebas en un sólo día todo lo que no pudiste en un año. Otro de los obstáculos más comunes en el maratón son las bebidas. Que el vino para brindar, el vino blanco para la cena, que el wishky para entonar, que la chela porque ya pusieron cumbias, que lánzate a ver si encuentras una tienda abierta. Aguas…

6.- De una vez compra un par de cajitas de chilaquiles de esos que nomás les agregas agua y listo. Segurito un día vas a acabar hasta atrás que te va a dar tremanda flojera salir a la esquina. Entonces anticípate y compra chilaquiles en caja, unas bebidas de esas que usan los deportistas, y suero, mucho suero.

7.- Cuando puedas descansar, ¡descansa! Usa el tiempo a tu favor, no es necesario que salgas de fiesta toooodo el día toooodos los días, llévatela leve pero sin descuidar el maratón.

Comentarios