Para su aprobación, realizarán cambios “cosméticos” a Ley de Seguridad Interior

Pese a que el gobierno federal acusa que los críticos ni siquiera han leído uno solo de los artículos que comprenden la Ley de Seguridad Interior, senadores del PRI y PAN les quieren dar gusto y se prevé que modificarán al menos ocho de los apartados… a ver si así ya no hacen tantos panchos y les dan chance de aprobar el proyecto antes de que llegue Santa Claus.

De acuerdo con Proceso, los senadores habrán de cambiar ligeramente el contenido de los artículos 7 y 8 de la polémica ley, con el objetivo de que –ahora sí– contemple que su aplicación sea realizada conforme lo pide la Constitución y los tratados internacionales, además de que la acción de las fuerzas armadas no aplique contra movilizaciones de protesta social con fines políticos. Por otra parte, la modificación de artículo 9 haría que éste deje de contraponerse con lo que se asienta en la Ley de Acceso a la Información Pública y, en lo que respecta al apartado 16, habrá de modificarse para dejar bien delimitadas sus facultades, al señalarse que actuarán baja la coordinación de las autoridades civiles.

Los otros artículos que serán en respuesta a señalamientos hechos por diversas instancias, como la de Miguel Ángel Mancera, como presidente de la Conago, quien señaló que ciertas partes de la Ley de Seguridad Interior invadían las facultades de las entidades federativas. Otras inquietudes que –según- fueron escuchadas son las relativas a las limitaciones del Ejecutivo. Así, en el artículo 22 del proyecto se agregó la frase cuando la amenaza no requiera la intervención de las Fuerzas Armadas, el presidente designará a la autoridad civil que corresponde a propuesta del secretario de Gobernación”.

Con estos y otros cambios que –según adelantó el coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa- ya fueron aprobados por el tricolor, PAN y PRD, se prevé que la minuta pase porque pase en esta semana. De acuerdo con Gamboa, mañana la Cámara alta le dará su aval y al día siguiente (viernes 15), durante el último día de sesiones del Congreso, se enviará a la Cámara de Diputados. “No vamos a militarizar a México. Eso es una mentira completamente. Vamos a darle más certidumbre al Ejército”.

SIn embargo -y si lo que quieren es reducir el descontento social por la posible aprobación de la Ley- los senadores tendrán que hacer algo más, ya que al conocerse las modificaciones planteadas, organizaciones no dejaron de señalar que éstas son sólo “cosméticas”: “en todos los casos se trata de modificaciones cosméticas y no sustantivas, los problemas de inconstitucionalidad, inconvencionalidad y diseño deficiente señalados por la academia y la sociedad civil no son resueltos”, apunta el colectivo #SeguridadSinGuerra. De acuerdo con los integrantes del colectivo crítico de la Ley de Seguridad Interior, ésta posee un enfoque erróneo, ya que actualmente los derechos humanos, no aporta lo necesario para erradicar la violencia y, por el contrario, perpetúa el fallido modelo de seguridad.