La historia del embajador mexicano que vendía alcohol ilegal en Arabia Saudita

La política mexicana está salpicada, hasta en sus esferas más pequeñas, de malos manejos, cochinadas y triquiñuelas. Aunque pareciera un lugar común afirmar lo anterior, las historias de nuestras autoridades y representantes populares refuerzan este sentir día con día con sus acciones. Este miércoles 13 de diciembre el periodista Salvador García Soto, columnista del periódico El Universal, publicó una de estas historias que no hacen sino reafirmar la idea sobre el trabajo desprolijo que llevan a cabo varios funcionarios.

Entre 2007 y 2016,  la embajada de México en Arabia Saudita tuvo una doble función, afirma el especialista. Por una parte, en esta representación se dedicaban a sus funciones regulares (llevar asuntos diplomáticos y representar a nuestro país ante una de las naciones más influyentes del mundo árabe). Por otro lado, y en lo oscurito, según el expediente de una investigación del Órgano Interno de Control (OIC) de la Cancillería, la embajada funcionaba como expendio clandestino de licor y bebidas alcohólicas. La Sharia o Ley Islámica prohibe y castiga con cárcel, e incluso castigos corporales y ejecución pública, el tráfico y consumo de este tipo de productos.

De acuerdo con el columnista, el negocio millonario era administrado personalmente por Arturo Trejo Nava, embajador mexicano en Arabia Saudita durante ese periodo. Según esta investigación, el diplomático importaba vinos y licores, supuestamente para consumo exclusivo de sus invitados, y utilizaba su residencia, ubicada en una zona exclusiva de la ciudad de Riad, para venderlas. Nuestro compatriota podía vender una botella de whisky en 200 dólares o una de vodka en 300. Después de nueve años en el cargo, Trejo Nava fue suspendido de cualquier representación diplomática y fue regresado a México el pasado 19 de octubre.

¿Hubo complicidad de la SRE?

José Antonio Meade y Luis Videgaray
Foto: @LVidegaray

Las investigaciones del OIC señalan que el embajador Trejo Nava no utilizó dinero público para comprar las bebidas alcohólicas que comercializaba, sino que las ponía de su propio bolsillo. Uno de los puntos más graves es que este caso ocurrió en frente de las narices de los excancilleres Luis Videgaray Caso y José Antonio Meade Kuribreña. García Soto afirmó en su columna que el actual titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) quiso ocultar el asunto y tratarlo como un “asunto interno”.

Este no es el primer caso…

Francisco Arroyo Vieyra ocultó una millonada en un cuestionado banco del Principado de Andorra
Foto: Notimex

A mediados de septiembre, el periódico español El País publicó un reportaje en el que denunció que el embajador de México en Uruguay, Francisco Arroyo Vieyra, había escondido 1.2 millones de dólares en una cuenta abierta en un banco de Andorra durante varios años. La investigación reveló que el diplomático mexicano había ocultado el dinero en la  Banca Privada d’Andorra (BPA), una institución financiera que fue intervenida por autoridades del Principado en 2015 debido a que era utilizada por cárteles colombianos y mexicanos, además de empresas transnacionales, como la constructora brasileña Odebrecht, para lavar dinero.

Estamos hablando de:

alcohol Arabia Saudita
Comentarios