Se cancela cargo por lavado contra Padrés, podría obtener su libertad en breve

Como si se tratara de regalo prenavideño, un juez federal de la CDMX decidió alegrarle la vida al exgobernador de Sonora y, para que se vaya a festejar con todo el Guadalupe-Reyes, le canceló el cargo por lavado de dinero que pesaba en su contra. Y bueno, ya que el delito ahora fue reclasificado como “defraudación fiscal” y éste es considerado como “no grave” en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, el exgober ya tiene un pie fuera del reclusorio.

Tal como lo leen: el hombre al que hace un año le echaban de 38 a 94 años por lavado, luego de detectársele cuentas por más de 8 millones de dólares –los cuales intentó ocultar como provenientes del erario- , ahora sólo espera que un juzgado en Toluca se pronuncie respecto al proceso que se le sigue para solicitar libertad bajo caución. Ya que Padrés  es juzgado por los mismos delitos en la Ciudad de México y en el Estado de México, si el juez de Toluca se pronuncia en la misma tónica que su homólogo de la Ciudad de México, la defensa de Padrés sólo tendrá que argumentar que el auto de formal prisión en contra de su cliente no amerita prisión preventiva… y va pa’ fuera.

¿Y ya la libró? Pues no, pero el proceso por defraudación fiscal lo seguiría desde la comodidad de su hogar, ya que el juicio continuaría con medidas cautelares… que es lo más probable, ya que hay que recordar que el exgober de Sonora trae a la justicia de su lado: hace un mes consiguió que el juez le retirara el cargo por delincuencia organizada, ya que no existían elementos para que se le consignara por ese delito. Desde ahí se vislumbraba la libertad de Guillermo Padrés.

De acuerdo con Excélsior, además de retirarle el cargo por lavado de dinero, el juez federal con sede en la CDMX le otorgó al exgobernador el auto de libertad, ya que el único cargo de gravedad que pesaba en su contra quedó desechado, luego que el Ministerio Público Especializado no impugnó en tiempo y forma un amparo que interpuso la justicia federal.