Autopsia revela el grave daño cerebral que sufría Aaron Hernández por CTE

El cerebro de Aaron Hernández fue donado para la investigación sobre la encefalopatía traumática crónica después de que el ex ala cerrada de los Patritos se suicidara en abril de este año en su celda mientras cumplía la cadena perpetua que se le otorgó por el asesinato de dos personas en 2013.

A simple vista el cerebro de Hernández tenía el aspecto saludable que cualquier otro cerebro de alguna persona de 27 años de edad, pero cuando los científicos comenzaron a realizar los estudios al órgano del ex jugador se dieron cuenta que sufría de CTE (encefalopatía traumática crónica) y declararon que nunca habían visto un cerebro de una persona tan joven con tanto daño causado por esa enfermedad.

Del lado izquierdo el cerebro normal de alguien de 27 años, del lado derecho el cerebro de Aaron Hernández – Imagen: Mckee

El fornix es uno de los principales componentes en la función de la memoria del cerebro humano, y los espacios ventriculares son los encargados de generar el fluido en el que el cerebro se protege de los golpes recibidos, según informó la doctora Mckee, quien fue la encargada de explicar paso a paso los resultados de los estudios del cerebro de Hernández.

Mckee indicó que el cerebro del ex ala cerrada ha ayudado muchísimo a la investigación sobre el CTE, “nunca hemos visto algo igual en los 468 que hemos examinado”. La doctora de Boston University y su equipo de trabajo están encontrando condiciones que pueden ser parteaguas en la investigación sobre esta enfermedad. 

La doctora Ann Mckee explicando en conferencia de prensa el caso de Aaron Hernández – Foto: Boston University

Los investigadores del equipo de Mckee afirmaron que cualquier golpe sea en la cabeza o no causa daño cerebral en diferentes escalas, así que las modificaciones a los cascos no son la solución, son una ayuda pero no resuelven el problema por completo.

El caso de Hernández es uno de muchísimos registrados en la NFL y aunque los investigadores aún no han dicho nada sobre la relación entre los asesinatos que cometió el ex jugador y su conducta violenta con la encefalopatía traumática crónica, no se ha descartado la enfermedad como causa. El CTE causa trastornos en el comportamiento, como agresividad, falta de control de la emociones y depresión, tres síntomas que Aaron Hernandez presentó en diferentes momentos de su vida. 

Esta semana Larry Johnson, ex corredor de la NFL declaró para el Washington Post que el piensa que está viviendo con CTE. Johnson dijo que no recuerda dos temporadas completas de su carrera y se ha preguntado si Aaron Hernandez se se sentía de la misma manera que él (Johnson) en sus últimos días.

¿Se encontrará pronto la manera de diagnosticar a los jugadores antes de que sea demasiado tarde?

Comentarios