Pasos para ser candidato independiente en México

Por Roberto Castillo

En los últimos meses se ha hablado de las candidaturas independientes sin cesar. Desde que 86 personas manifestaron su intención de contender por la Presidencia por la vía independiente, la opinión pública entró en un frenesí por hablar de esta herramienta apartidista. Debo aclarar: No soy ajeno al tema. En estos momentos aspiro a una candidatura independiente para el Congreso Local de la CDMX por el Distrito 26 de Coyoacán y Benito Juárez. Pero… si tú quisieras ser independiente ¿qué tendrías que hacer?

Antes de empezar: ser independiente no es garantía de calidad, honestidad ni experiencia. A medida que avanzan las campañas de recolección de firmas, se van destapando las mañas de muchos. Y bien, muchos independientes han repetido los vicios de la política partidista: compra de firmas, acarreo, compadrazgos, entre otros… Antes de dar tu firma, asegúrate de revisar bien quiénes son antes de firmarlos y votarlos.

¿Cuáles son los pasos que debes seguir para tener una candidatura independiente?

  • Registro

El primer paso es el trámite. Se debe realizar una manifestación de intención para competir ante la instancia correspondiente. Es necesario formar una asociación civil específica para este proceso y abrir una cuenta bancaria exclusiva.

Quienes van por “la grande” debieron registrarse ante el INE, mientras que quienes van por otros puestos, como en el Congreso federal o local lo hicieron en sus Juntas distritales. Debieron entregar al menos esta información:

  • Correo electrónico
  • Acta constitutiva de su asociación civil
  • Comprobante de RFC de la asociación
  • Contrato de cuenta de banco
  • Copia de INE
  • Carta en la que acepta notificaciones
  • Logo de la campaña de recolección de firmas (opcional)

Si todos los papeles están bien, se les da una constancia que los certifica como aspirante a candidato (a) independiente.

  • Firmas

Para poder aparecer en la boleta, las y los aspirantes deben reunir una cantidad de firmas que les pide la ley. El número de firmas depende del tipo de puesto y del estado.

Por ejemplo, quienes van por la presidencia, deben reunir  el “1% de la lista nominal en por lo menos diecisiete entidades federativas, que sumen cuando menos el 1% de ciudadanos que figuren en la lista nominal de electores en cada una de ellas”. Esto significa que necesitan 866,593 firmas para aparecer en la boleta. Pero no puedes obtenerlas todas en un solo lugar, debes obtener la firma del 1% de al menos 17 estados, lo que representa 5 mil firmas en Baja California Sur, pero 114 mil en el Estado de México.

Las firmas se recolectan, en la mayoría de los estados, a través de una app que captura imágenes de la credencial, los datos, una fotografía al momento de la persona y la firma de la misma. Para poder usarla, el equipo de una candidatura te debe registrar. La app presentó problemas en sus primeras versiones, pero las actualizaciones han mejorado mucho su capacidad. Sin embargo, verse obligado a usarla limita la participación de personas en zonas con baja penetración de tecnología e internet, lo que obligó al instituto a permitir firma con papel en algunas áreas.  

Foto: @LuRiojas

Juntar suficientes firmas es un reto muy grande, pero es también la oportunidad de ocupar las calles, de hacer política del encuentro y de compartir con las personas. Actualmente, ante el desprestigio de la política, para nosotros caminar las calles en busca de firmas significa no sólo convencerles de que nos respalden, sino de que vale la pena volver a confiar, de recuperar algo que siempre ha sido nuestro y de darle una oportunidad a la construcción colectiva de una candidatura de alguien que nos represente de verdad.

Firmar para apoyar a un independiente debería ser un respaldo ganado a través del esfuerzo de convencimiento de las personas que representarás. Dándoles la certeza de que responderás por ellas y no por los intereses de los partidos.  

  • Entrecampañas

Este es el periódo entre la fecha final para recabar apoyos ciudadanos (febrero 6 para presidente y diputados locales en la CDMX, enero 8 para senadores, 4 de diciembre para diputados federales) y la fecha de inicio de campañas, las que también se adaptan al puesto. Durante este periodo no se pueden realizar actividades públicas de proselitismo.

  • Campaña

La hora de la verdad. El momento en el que la o el independiente se debe de medir cara a cara con los partidos. Aquí es cuando se presentan las propuestas, se realizan los debates y se tienen mítines. Durante este periodo, los partidos podrán gastar $6,702,973,351 pesos de dinero público por conceptos de Actividades Ordinarias, Gastos de campaña, Actividades Específicas, Franquicia postal y Franquicia telegráfica (?!).  Una cantidad que suele terminar en espectaculares, bardas, publicidad, pago de redes clientelares, entre otros. Mientras que los independientes, en su conjunto, tendrán 42 millones 963 mil 332 pesos para gastar, aunque tendrán la posibilidad de recibir donaciones privadas. ¿Nos lamentamos de que nuestro presupuesto sea menor? No. Creemos que la política debe ser austera, creativa y compartida de una forma que emocione a las personas a participar.

En cuanto a la publicidad en radio y televisión, habrá una cantidad brutal de spots. Casi 60 millones de spots, 26.8 millones para partidos, y 690,642 para independientes. El INE tendrá  18.7 millones para informar.

El día de la verdad será el 1ero de Julio, cuando se elijan 3 mil 326 cargos de elección popular. Éstas serán las elecciones más grandes de la historia. Y será un momento definitivo para probar las instituciones democráticas que tanto hemos tardado en construir.

  • Cómputo y Fiscalización  

En la noche de la elección, el INE deberá realizar el conteo rápido, y comprobar las actas de casilla. Después se hará el conteo distrital y se anunciará a la o el ganador. Si existen irregularidades se puede llegar a tribunales. Si no, se dará una constancia de mayoría y ocupará el puesto por el que contiende.

Las y los candidatos independientes tienen obligaciones de fiscalización de los recursos que ocuparon, tanto públicos como privados. Deberán reportar quién donó y cuánto o qué donó. El financiamiento privado no puede ser superior al 10% del tope de gastos de la elección que asigna el INE.

Se debe presentar un informe ante la Unidad Técnica de Fiscalización para que comprueben el buen manejo del dinero en la campaña.

***

Puede parecer un proceso arduo y engorroso (¡y lo es!) pero las candidaturas independientes son herramientas que nos permiten a las personas participar directamente y lograr recuperar los espacios que nos han arrebatado. Recuerda que “política” no es una mala palabra, es algo que nos pertenece y debemos participar para que nuestra voz cuente en la toma de decisiones. Es por eso que debemos interesarnos, si no recuperamos la política, la seguirán usando ellos a su antojo.

***

Roberto Castillo es integrante de Wikipolítica CDMX, una organización política sin filiaciones partidistas y es aspirante a una candidatura independiente.

Facebook: WikipoliticaCDMX | Roberto Castillo

Twitter: @wikipoliticacmx@robertocacr

Comentarios