¡Aplaudimos la narrativa de la segunda temporada de The Crown!

Por: Daniela Benassini

Trece meses después de iniciar con la historia de la reina de Inglaterra y la realeza británica en Netflix, finalmente llegó la segunda parte de una de las series más esperadas del año: The Crown. Después del buen sabor de boca que nos dejó la primera temporada, así como la expectativa de ver cómo se iban a tratar los siguientes acontecimientos de la realeza, por fin llegó diciembre y nos trajo más “Drama Real.”

Iniciando con problemas maritales entre la Reina Isabel y Felipe de Edimburgo, algo que ya se veía venir desde la primera temporada, The Crown vuelve a capturar nuestra atención con la gran narrativa que maneja en llevar una línea de tiempo marcando el pico de la monarquía, así como sus altibajos durante toda esta segunda temporada; guerras, disputas políticas, problemas con la prensa y las eternas peleas de la Reina Isabel con su hermana Margarita son algunos de los temas centrales de estos diez capítulos.

El ambicioso plan de Peter Morgan, creador de esta serie, es de narrar 60 capítulos, es decir, aproximadamente una década por temporada. Todo parece indicar que el plan sigue en pie, ya que a pesar de ser una de las series más caras producidas por Netflix (la primera costo más de 10 millones de dólares), es también una de las más queridas por el público. Claire Foy, actriz que da vida a la Reina Isabel II nuevamente ha sido nominada para los Golden Globes como Mejor Actriz en Serie de TV, así como la serie por la mejor en su género; indudablemente Foy vuelve a asombrar con su actuación, ya no es la misma que inició reinado a sus veintitantos, Inglaterra pasa por un momento muy difícil, la prensa está sobre su familia y su esposo no le hace la vida más fácil.

El reparto nuevamente es excelente; a pesar que se extraña la presencia de Winston Churchill (John Lithgow) como Primer Ministro, la llegada de Anton Lesser (Qyburn en Game of Thrones) interpretando a Harold Macmillan termina siendo sorprendentemente buena durante todo su mandato por las varias crisis que debe de remediar.

Cada capítulo se enfoca en una historia diferente, sin embargo todo lleva un hilo conductor hacia los próximos años de la reina, quien ya está confirmado que la actriz Olivia Colman reemplazará a Claire Foy para interpretar a Isabel en sus años más maduros. Da mucha curiosidad ver a los mismos personajes con los que ya nos encariñamos interpretados por diferentes actores, ¿funcionará? Solo el tiempo lo dirá, lo que si podemos decir es que la segunda temporada de The Crown definitivamente vale la pena ver; si te enamoraste de la primera, no puedes pasar por alto toda la gran historia tiene para contar.

Comentarios