The Power: ciencia ficción para repensar y subvertir las estructuras del mundo

Por Karen Villeda

Para mis amigas que también tienen este poder. Ustedes saben quiénes son.

Éste es un libro de ciencia ficción feminista que se basa en un mundo donde las mujeres ya no somos víctimas de violencia de género. Según la Organización Mundial de la Salud, “alrededor de una de cada tres (35%) mujeres en el mundo han sufrido violencia física y/o sexual de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida”. En México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) calcula que el 66.1% de las mujeres mexicanas han sufrido alguna vez en su vida agresiones de tipo sexual, física, laboral y/o emocional y, de esa cifra, menos del 10% denuncia a su(s) agresor(es). ¿Cómo existe un mundo, en contraposición al nuestro, que parece ideal en The Power de Naomi Alderman? Porque las mujeres tienen el Poder.

Naomi Alderman

¿De qué se trata?

The Power es una novela de ciencia ficción feminista en la que las mujeres se convierten en el género dominante por un poder que se encuentra (literalmente) en sus propias manos. De la noche a la mañana, mujeres de diferentes lugares del mundo descubren a un poder que las hace generar electricidad desde cero. Las protagonistas son la estadounidense Allie, que vive bajo el yugo de un maltratador; Roxy, la hija de un criminal londinense que es testigo de cómo asesinan a su madre, y Margot, una senadora de Nueva Inglaterra a la que le toca proteger a la nueva generación de niñas con el Poder (como su hija). También aparece Tunde, un periodista de Nigeria, que documenta la expansión de este poder en lugares como Arabia Saudita y en la India, países que, en la vida real, se caracterizan por la opresión (en Riad apenas han dejado que las mujeres tomen el volante de un automóvil) y la violencia (no olvidemos la violación grupal y asesinato de Jyoti Singh en Delhi).

Este poder se encuentra en el “ovillo”, un apéndice de la clavícula: “Algo está pasando. La sangre le palpita en las orejas. Siente un cosquilleo que se expande por la espalda, los hombros, la clavícula. Le dice: puedes hacerlo. Le dice: eres fuerte”. Y es transmisible. Es decir, las jóvenes despiertan el don en mujeres de mayor edad y, además, las niñas comienzan a nacer ya con él. Naomi Alderman, que también es diseñadora de videojuegos, sugiere que este poder existía desde el inicio de los tiempos. Pero se había perdido. Este poder imparable, que puede provocar un inmenso dolor e, incluso, causar la muerte, cambia (y hace que cambie) todo a su alrededor: “El poder de hacer daño es un tipo de riqueza”. Después del surgimiento del Poder, las mujeres ya no son “el sexo débil. Entonces los hombres sufren en carne propia lo que vivimos las mujeres: “No habrá dónde esconderse. No tendremos adónde huir. No habrá misericordia”. El poder hace que las mujeres de la novela combatan de manera frontal la misoginia pues se defienden, la liberación comienza y el orden mundial se alinea en favor a nosotras y los hombres tienen miedo: “La pancarta reza: «Justicia para los hombres». Los demás sueltan un grito de rabia y sacan otra ronda de cervezas Brewski de la nevera. —Lo que dice aquí —opina uno de ellos—: queremos justicia. El gobierno provocó esto, y el gobierno tiene que arreglarlo”. Pues sí, ésa es nuestra misma demanda desde hace siglos.

¿Por qué leerla?

Porque The Power, al invertir los papeles entre mujeres y hombres, es una crítica a las estructuras políticas, económicas, sociales y culturales que benefician a un género en detrimento del otro. Naomi Alderman, haciendo gala de una de las frases del libro que es “El conocimiento es tan bueno como la libertad”, enuncia el casi nulo acceso femenino a altos mandos, acusa la disparidad socioeconómica de las mujeres y habla también de los abusos, las violaciones, la mutilación genital y la humillación a la que somos sometidas las mujeres. The Power obtuvo el Baileys Women’s Prize for Fiction de este año y se espera una serie basada en esta distopía. Naomi Alderman ha sido nombrada como la mejor escritora británica por la revista Granta, la escritora joven del año por el Sunday Times. Ah, y su mentora es Margaret Atwood. Al formar parte de la Rolex Mentor and Protégé Arts Initiative en 2012, Naomi Alderman tuvo la oportunidad de trabajar durante un año con la autora de El cuento de la criada. ¿El resultado? The Power, un libro inspirado en la obra de la escritora canadiense a quien también está dedicado. Este libro es necesario para nosotras porque “un día existirá un lugar donde las mujeres podrán vivir en libertad”. Ahí llegaremos, en un futuro no tan lejano, “donde, hasta hace poco, encadenaban a las mujeres en sótanos sobre colchones sucios”. La utopía sería un lugar donde los genitales, las hormonas y la identidad de género no fueran la excusa perfecta para oprimir al otrx.

The Power de Naomi Alderman. Roca Editorial.

***

Karen Villeda es escritora. Ha publicado un par de libros para niños, uno de ensayos y cuatro poemarios. En 2015 participó en el Programa Internacional de Escritura de la Universidad de Iowa. En POETronicA (www.poetronica.net) explora la relación entre poesía y multimedia. (Ah, y tiene un gato llamado León Tolstói.)

Twitter: @KarenVilleda

#leámoslas es la iniciativa lanzada por sopitas.com para cuestionar el sexismo de nuestros hábitos de lectura. ¿Cuántas escritoras leemos? Hagamos cuentas y hagamos cuenta de ellas.

Comentarios