Aquí nos tocó vivir

5 planes para no morir de aburrimiento el 25 de diciembre

Navidad es una época para dar, compartir y también para relajarse con la familia, la pareja o ¿por qué no?, estar con los amigos. O bueno, si te gusta estar de a forever alone también se vale que hagas algunas cosas por ti y para ti. A continuación te enlistamos algunas que podrías hacer este 25 de diciembre.

Ir al cine

Sabemos que en esta época millennial está el Netflix and chill peeero, nunca está de más ir con la familia al cine, especialmente si desde hace tiempo querías ver una película que siempre estaba abarrotada (coff, coff Star Wars). Ahora tienes la oportunidad de elegir el lugar, no hacer tantas filas y comer muchas palomitas y nachos.

Dar un paseo en turibús

Por increíble que parezca esta es una opción de la CDMX que funciona todo el año. Únicamente tienes que llegar a algunos de los puntos de partida, comprar tu boleto y disfrutar de un paseo por la ciudad sin tener que caminar. Es una forma de disfrutar de esas edificaciones históricas, recorrer las colonias y respirar aire relativamente puro y sobre todo, no tráfico.

El turibús funciona de 9 de la mañana a 9 de la noche, o sea que puedes organizarte bien para saber si lo que quieres es recorrer la ciudad de día o de noche. Las tarifas, para tu grata sorpresa, van desde los $90 pesos para niños hasta los $160 pesos para adultos. Si quieres más información da click aquí.

Visitar algún parque

Suena tonto, pero puedes disfrutar de la naturaleza sin necesidad de gastar un solo peso. Algunas de las opciones son Parque Hundido, ubicado en la Benito Juárez, Parque Masayoshi Ohira, ubicado cerca de Churubusco, los Viveros de Coyoacán o en su defecto el siempre fiel Bosque de Chapultepec. Si quieres ver más opciones, los horarios, ubicaciones y costos da click aquí.

Pasear por la ciudad 

¿Demasiado mal del puerco? Entonces te aconsejamos que para bajarlo, salgas a pasear por la ciudad. Aunque suene increíble, irse a la playa o a algún otro lugar no es lo único que puedes hacer y, si eres de los poco afortunados que tuvieron que quedarse en casa, entonces puedes disfrutar de un paseo por la CDMX. Quién sabe, igual y ahora sí puedes tomarte esa foto que tanto quisiste (o sea, sin gente) en el Palacio de Bellas Artes.

Ir a patinar al Zócalo o a Insurgentes

Puedes poner a prueba tus habilidades para patinar y, si terminas haciendo el oso, no te preocupes, que no serás el único intentando moverte en la pista de hielo con pasitos de bebé. Habrán muchos otros más que terminarán en el piso y sobre todo, habrán muchas, muchas risas que te harán sacudirte la resaca del 24, qué no.

 

 

 

 

Comentarios