Cine

Hablemos de cómo ‘Rogue One’ consolidó la carrera artística de Diego Luna

En la vida hay películas buenas, muy buenas. Unas joyas maravillosas que no queremos dejar de ver nunca. Pero, ¿qué pasa cuando estas grandes historias tienen segundas partes? Mmm… el tiempo mismo nos ha dejado ver que nada bueno. Algo así sucede con los spin-offs, que como sabemos, son cosas extrañas que tratan de adentrarse en las historias de ciertos personajes que obtuvieron una gran popularidad dentro de la línea principal de la historia. En contadas, contadísimas ocasiones logran tener éxito. Pero no Rogue One, cinta estrenada en 2016 y que además es el primer relato alterno al mundo de Star Wars en llegar a la pantalla grande.

Como ya sabrás a estas alturas del partido, el filme relata lo que un grupo de rebeldes –además de la princesa Leia, Han Solo, Chewie y Luke Skywalker– tuvo que hacer para robar los planos de la Estrella de la Muerte para que ésta pudiera ser destruida. Ese grupo de ‘desconocidos’, está liderado por Jyn Herso (Felicity Jones) y Cassian Andor (Diego Luna), y trae consigo a otros tantos personajes con los cuales poco a poco vas encariñándote.

Sin embargo, una vez que logras adentrarte en la historia, los motivos, los enfrentamientos y todo lo demás, resulta que los guionistas terminan con un giro de tuerca que más que eso es una ráfaga mortal a nuestros corazones, pues ningún protagonista queda vivo. Es más bien el sacrificio que se tuvo que hacer para que hubiera, aunque sea de manera temporal, paz en la galaxia. O al menos eso parecía hasta que salió The Force Awakens (2015) y más recientemente, The Last Jedi. 

Rogue One refleja lo que es la verdadera guerra; la lucha por un ideal y ha recibido grandes halagos de sitios como The Guardian, New York Times e incluso Rotten Tomatoes, quienes aseguran que a pesar de ser una cinta moderna, la historia logra encajar a la perfección con el universo que vimos en The Empire Strikes Back (1980). 

Aunque jamás veremos consumido el amor entre Jyn y Cassian, lo cierto es que Rogue One es también una de las cintas que logró consolidar la carrera de ambos actores.

Comencemos con Felicity, quien inició su carrera como Ethel Hallow en La Bruja Desastrosa (que probablemente recordarás que salía en Canal Once) y alcanzó la fama con The Theory of Everything, donde obtuvo una nominación al Oscar en la categoría a Mejor Actriz. Para seguir con esa buena racha apareció en el filme palomero de Inferno (2016), al lado de Tom Hanks y finalmente en Rogue One, donde también se ganó la aclamación de la crítica.

Diego por otra parte, su historia actoral ya la conocemos de sobra (coff, coff Y tu mamá también, Rudo y Cursi, Narcos…) sin embargo, con Rogue One logró consolidar 24 años de carrera artística (sí, estamos contando El Abuelo y Yo). Así que tanto él como Felicity, ahora tienen las puertas abiertas a un mundo más allá del drama, a una galaxia muy muy lejana de la ciencia ficción.

Comentarios