‘Dunkirk’ es tan buena, que podría no tener sonido y aún así ser brillante

Un valiente aficionado de Dunkirk, o quizá un detractor del acento extraño de Tom Hardy, tomó la aclamada película de Christopher Nolan y la convirtió en una especie de filme de los 20: totalmente silencioso para presentar el poder de los visuales y su importancia para contar historias fuertes y representativas. ¿Cómo transmitir el miedo sin el sonido de la respiración?, ¿cómo expresar el amor sin las dos palabras mágicas?

Todo en este filme es sobre intensidad y suspenso, y yo quería dirigir la historia bajo un lenguaje de suspenso. Ese es el lenguaje visual principal de la película que te dirige a un acercamiento despojado de diálogos para poner atención solamente en los grandes visuales de la Era Silenciosa”, comenta Nolan al principio del video. Quizá pueda parecer complicado, pero no lo es.

La mayoría concibe el cine con sonido, con esa intensidad que sólo una pieza musical como “La cabalgata de las valquirias” de Richard Wagner le puede dar a una escena de la guerra de Vietnam (Apocalypse Now de 1979). Sin embargo, hubo un tiempo en que el sonido simplemente no sucedía en el cine y las películas, con grandes visuales naturales, eran suficientes para mostrar la intensidad de una situación. 

De eso se trata este clip de ocho minutos en el que se presenta Dunkirk dividida en tres actos: tierra, mar y cielo. En un formato granulado en blanco y negro, con sus respectivos títulos para presentar los diálogos y las escenas que entran en cámara, este video muestra de una forma completamente distinta y objetiva la historia de los soldados británicos que fueron evacuados de Francia durante la Segunda Guerra Mundial.

Ahora, no es como que salga cantando Harry Styles ni tampoco es como que a Tom Hardy siempre se le entienda todo lo que dice… entonces, no hay riesgo de que esta película deje de ser una joya cinematográfica y completamente precisa si le quitamos el sonido y sólo nos apoyamos en la maravillosa fotografía que un director como Nolan puede darle a un filme de guerra.

Nota: Dunkirk es una película hecha muy a la Werner Herzog, es decir, fue filmada sin utilizar efectos especiales, y todo, absolutamente todo lo que sale en la cinta está “hecho a mano”. Barcos, aviones, explosiones… TODO fue recreado sin utilizar “elementos generados por computadora”.

Comentarios