Mientras Tanto

En unos 40 años podría dejar de existir el manjar de los dioses: ¡El chocolate!

¡Oh chocolate, grandioso chocolate! Dicen que cuando estás triste puedes recurrir a un pedacito de chocolate para animarte, incluso también se rumora que es excelente para mantener la concentración cuando estás estudiando.

Hay terapias con chocolate, tratamientos para el cabello con chocolate… en fin, se dice mucho de sus propiedades pero de una cosa sí estamos seguros: ¡Nos hace tremendamente felices!

Lamentablemente, debido al cambio climático, puede ser que pronto (o sea, en 2050) dejemos de saborear este manjar de dioses.

Es simple, el cacao, el principal ingrediente para el chocolate, es una planta que crece en específicas condiciones tanto de temperatura como de humedad. Logra hacerlo en una franja tropical ubicada al norte del ecuador, donde al parecer el clima es constante durante el año.

Debido a los bruscos cambios de clima, esta zona podría sufrir un aumento de temperatura, lo que provocará que no exista la humedad necesaria para el desarrollo de la planta de cacao.

Afortunadamente, dado que el chocolate es un negocio de millones y millones de dólares, quienes ven aquí su mina de oro no lo dejarán morir tan fácil.

La empresa Mars, quien se encarga de la elaboración de chocolates como los Snickers y M&M’s, colabora actualmente con la Universidad de Berkeley para hacer a la planta de cacao más resistente.

A través de una técnica de edición genética, expertos prometen darle más esperanza al cacao y con ello salvar este exquisito postre… y sus industrias, claro está.

Así que no te preocupes, ¡hay defensores y cuidadores del chocolate! Pero eso sí, pongamos nuestro granito de arena para evitar que más plantas o animales se encuentren en la misma situación.

 

Comentarios