Noticias

Le negaron el acceso en un restaurante de Acoxpa por llevar a su perro guía

¿Qué pasa cuando tienes una discapacidad visual y necesitas forzosamente llevar un perro guía? No suena nada fácil, ¿no? Ahora un ejemplo ¿qué harías tú si, acompañado de tu perrito guía, no pudieras entrar a los lugares que quisieras? Esto mismo le pasó a Gerardo Bermúdez, quien ayer decidió ir a comer a El Bajío, un restaurante ubicado en Paseo Acoxpa y en donde, según cuenta, no lo dejaron entrar.

A través de redes sociales, Gerardo publicó un video en donde describe lo que para él fue un acto de discriminación pues como traía consigo a Lancelot, su perro guía, le dijeron que no podía pasar… a menos que se quedara en la terraza.

Pese a que Gerardo explicó que tenía una discapacidad e incluso mostró documentos que avalaban a su perro como binomio, los encargados le negaron la entrada.

“No les importó. Les enseñé los documentos, incluso del perro que me cataloga como binomio. Les expliqué la ley de inclusión de Protección Federal al Consumidor pero no les importó, me condicionaron a estar en un balcón” narra Gerardo.

En el vídeo, Gerardo dice haberse sentido denigrado y excluido. De igual manera, pidió no consumir en lugares que no fueron inclusivos para gente con discapacidad.

Por su parte, la organización Perros Guía señaló a través de Twitter que la denuncia ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) ya había sido levantada, además le ofrecieron al establecimiento sus servicios para capacitar a su personal. ¡Bien bajado ese balón!

De proceder la demanda y según contó Gerardo a Sopitas, el restaurante tendría que pagar una multa y ofrecer las disculpas públicas correspondientes.

“Lo único que yo les pediría es que sensibilicen y que tengan una cultura de integración para la gente con discapacidad”, dijo.

Mientras tanto, el restaurante se ya ofreció sus disculpas a través de Twitter:

Lamentablemente para Gerardo, esta no es la primera vez en la que su acceso a algún establecimiento  se ve complicada por llevar a su perro guía, pero sí aclaró que es la primera vez en la que se ve forzado a dejar el lugar.

“Sí he tenido problemas pero al explicarles la situación, los artículos que me protegen y mis derechos como persona, entienden y puedo quedarme en los establecimientos, pero ayer fue imposible”, contó.

De acuerdo al INEGI, 7.1 millones de habitantes del país no pueden o les es muy difícil realizar tareas como caminar, subir o bajar escaleras, ver (aunque usen lentes), usar sus brazos, aprender, recodar o concentrarse; escuchar, bañarse, vestirse o comer; hablar o sufren de problemas emocionales.

Además, la ceguera es la segunda causa de discapacidad en México, afectando en su mayoría a la población más adulta.

 

Comentarios