Noticias

“No es tropiezo, es parte del sistema penal acusatorio”: PGJ-CDMX sobre caso Arenas

El pasado 3 de enero, Axel Arenas recibió prisión preventiva, acusado del asesinato de la modelo argentina identificada simplemente como “Karen”. Desde que se dio su aprehensión, la familia, amigos y defensa del joven indicó la imposibilidad de que Arenas cometiera el feminicidio… simplemente porque el día en que se perpetró el delito (el pasado 27 de diciembre), el actor se encontraba a miles de kilómetros de distancia, en Colombia. Como principal prueba se presentó el pasaporte del acusado. Sin embargo, las autoridades hicieron su “chamba” y dejaron al presunto encerrado por largos seis días.

Aunque a final de cuentas se dio la liberación de Arenas, el hecho de que la Procuraduría General de Justicia de la CDMX haya tenido bajo prisión a alguien que desde el inicio demostró con documentos oficiales su inocencia, ha sido motivo de críticas y temor. ¿Pues qué clase de investigaciones realizan? Sin embargo, el evidente error (que además deja ver que autoridades locales no se coordinan con federales, ¿no habría servido checar los registros del AICM?) no resulta tan grave para el procurador capitalino, Edmundo Garrido… pues así son las cosas: “no es un tropiezo, es parte de las reglas del sistema penal acusatorio”, señaló.

Sin embargo, para remarcar la forma en que los de la PGJ meten al bote a quien pueden, luego que Arenas quedó en libertad se fue detallando información que deja ver que la mayoría de las pruebas que se presentaron en contra del actor eran inconsistentes. De acuerdo con Milenio, la moto que confiscaron las autoridades no era de Arenas, es más, ni siquiera era la misma que aparece en los videos obtenidos de las cámaras del hotel en que fue encontrado el cuerpo de “Karen”. El abogado de Axel aclaró que la moto de su cliente es marca Honda, mientras que la que aparece en las grabaciones es una motoneta. Por si fuera poco, en el expediente de las autoridades hay una confusión en el registro de las placas.

En conferencia de prensa, el procurador justificó que la detención de Arenas se dio luego de contar con tres pruebas testimoniales, una documental y datos de la placa de una motocicleta. Para el juez de Control la detención fue “legal” y abrió una etapa de prueba para ver si el actor era vinculado a proceso por feminicidio… y pues ya, después de días de encierro y una audiencia de más de 12 horas, Axel resultó ser exculpado. Pero no se preocupen, para la otra sí les sale: “vamos a llegar a la verdad histórica del hecho, no estamos criminalizando a nadie y no existe algún interés de meter a la cárcel a una persona que no sea responsable”, aseguró el procurador.

Comentarios