¿Cierto o falso? Los 6 mitos más populares de David Bowie

Bowie era todo lo que la gente quería y creía: era un mito en sí mismo, toda una leyenda. Es decir, no sólo era un buen músico y un gran actor, sino también un alien que venía del espacio a regalarnos música, un nazi empedernido que hacía saludos prohibidos cuando estaba en drogas, y muchas cosas más que algunas son ciertas, otras no tanto y unas definitivamente son un mito.

Por eso, acá te dejamos algunos de los mitos o historias más conocidos de David Bowie:

Heil, Bowie! (es nazi)

Cierto a la mitad: le damos un 50 por ciento. No es un secreto que David Bowie fuera un lector enardecido de todo lo relacionado a Adolfo Hitler y el Tercer Reich. Sin embargo, no sólo lo leía, sino lo guardaba. Bowie era uno de los coleccionistas más celosos de todo lo que tuviera que ver con el nazismo como carteles de propaganda y ese tipo de cosas. Si no nos creen, piensen de dónde salió uno de sus alter egos llamado The Thin White Duke para su décimo disco Station to Station… así como si se describiera a un ario de aquellas épocas.

¿Visions of swastikas in my head, lans for everyone, it’s in the whites of my eyes? Esto es parte de la letra de “China Girl” de Let’s Dance de 1983. Alguna vez comentó que la cuestión de los judíos y las razas estaba fuera de su interés; sin embargo, otras cuestiones como la búsqueda del Santo Grial por parte de los nazis era otra cosa para él.

 

D.B. phone home (es un alien)

Obvio es falso. Una cosa es que a Bowie le encantara todo el tema del espacio, y otra muy distinta que él era de allá. Quizá Ziggy Stardust and the Spider from Mars, “Starman”, Aladdin Sane y Diamond Dogs nos confundan… pero no como para asegurar como lo hicieron en los 70 que era un alien hecho y derecho. Sus ojos, que parecían ser de dos colores distintos, sus dientes, su físico en general, Ziggy y su papel en The Man Who Fell To Earth (un alien que llega a la Tierra) y el hecho de que Bowie dijera que sí lo era, ayudaron a que este mito creciera y llegara hasta la Luna.

Ojitos mentirosos (dos colores)

Falso, falso, falso. En 1962 cuando el cantante tenía 15 años, le dieron un puñetazo en el ojo tan fuerte, que tuvieron que operarlo varias veces, lo que trajo como resultado una pupila dilatada para siempre. Ahora, este fue un problema real y cualquier fotografía o video no nos dejaran mentir. La cosa es que parecía que también tenía dos colores distinto y aquí la cosa es falsa. Como la pupila era más grande en un ojo, dependiendo de la luz, el iris se veía más claro o más oscuro, pero eran del mismo color.

¿Era bisexual?

Muy cierto. Esto era casi casi como un secreto a voces en el mundo de la música; sin embargo, debemos considerar que no era tan sencillo declarar abiertamente la sexualidad en la década de los 60, 70 u 80. Estuvo casado con Angie durante mucho tiempo y, dicen, fue ella la que lo descubrió desnudo en la cama con Mick Jagger. O al menos eso dice el libro Mick: The Wild Life And Mad Genius Of Mick Jagger de Christopher Anderson. Alguna vez, en entrevista con Melody Maker, Bowie dijo simplemente “Soy gay y siempre lo he sido”.

Vive en una piña debajo del mar, David Bowie

Cierto. David Bowie apareció como invitado especial en un capítulo de Bob Esponja hace once años. El capítulo en el que aparece como un lord miembro de la realeza en Atlantis SquarePantis es maravilloso aunque, en un principio, la voz no se parece tanto a la de Bowie. Pero, a decir verdad, estamos hablando de un personaje de caricatura que sería muy aburrido escuchar “normal”. Que prestara su voz no fue el único acercamiento del cantante con la caricatura. Su nombre se mencionó en varias ocasiones para escribir el guión del musical de Broadway de Bob Esponja que llegaría en el verano de 2016.

“Jump They Say” (inspirada en un suicidio)

Cierto. Un día de enero de 1985, Terry Burns, un medio hermano de Bowie mayor que él, se suicidó al poner su cabeza en las vías de un tren. Este evento inspiró una de las canciones más tristes, simbólicas y personales de Bowie: “Jump They Say” del disco Black Tie White Noise de 1993.

Comentarios