¿Faltan mujeres para dirigir películas o simplemente no les hacen caso?

Durante la ceremonia de los Golden Globes, Natalie Portman y Barbra Streisand tomaron el micrófono para denunciar que la categoría de Mejor Director estaba llena de nombres masculinos sin la posibilidad de escuchar el nombre de alguna mujer. Lo mismo ha sucedido con esta categoría pero para los premios BAFTA.

Puros hombres directores han sido nominados y todo el asunto que ha girado alrededor de la igualdad de géneros quedó un poco de lado. Ahora, cualquier podría pensar, con justa razón, que si no nominaron a una mujer a Mejor Director, es porque no hay películas; sin embargo, eso es un error.

Greta Gerwig quizá fue la más nombrada, pero no fue la única que por Lady Bird se pudo haber colado a la lista: Dee Rees por Mudbound; Patty Jenkins por Wonder Woman; Angelina Jolie por First They Killed My Father; Maggie Betts por Novitiate; o Kathryn Bigelow por Detroit y muchas otras que no aparecieron cuando, en realidad, algunas sí lo merecen. 

La USC Annenberg lanzó un estudio dirigido a la inclusión femenina en la dirección de películas, analizó mil películas del 2007 al 2017 para descubrir que de las 100 películas más taquilleras de 2017, 92 por ciento fueron dirigidas por hombres: 7.3 por ciento fueron filmes dirigidos por mujeres.

Mientras todo ha mejorado y los números han ido aumentando como la cantidad de mujeres contratadas dentro de la industria, algunas cosas siguen igual desde hace 20 años. El mejor ejemplo es que los porcentajes de directoras, escritoras, editoras, productoras desde 1998 sigue igual. No ha cambiado a pesar de las nuevas oportunidades y la cultura de inclusión que se ha propagado.

Respuesta: no faltan, simplemente no les hacen caso. Si les dan la oportunidad de producir y dirigir un proyecto grande, no las consideran para participar en las ligas mayores o en las ceremonias más importantes que celebran el cine. Ahora, falta esperar a ver qué sucede en los Oscar y si de casualidad aparece el nombre de alguna mujer por ahí.