En la nota triste del día: Eric Clapton confiesa que se está quedando sordo 😢

A sus 72 años, Eric Clapton tocará el 8 de julio en Hyde Park. Sin embargo, hay un gran problema para el legendario guitarrista, y ese es el hecho de que se está quedando sordo.

En entrevista con la BBC Radio 2 el martes, Eric dijo: “Seguiré trabajando. Haré el show en Hyde Park en julio. La única cosa es que estoy preocupado porque me estoy quedando sordo. Tengo tinnitus, mis manos seguirán trabajando”.

Tinnitus o acúfenos, consiste en la percepción de ruidos en la cabeza que no tienen nada que ver con una cuestión psiquiátrica. El ruido (que más bien es como un zumbido 24/7) se puede escuchar en cualquier parte de la cabeza o en uno o ambos oídos, y hasta la fecha no tiene cura que esté científicamente aprobada.

“Espero que al gente venga a verme, yo más que nunca tengo curiosidad… Es difícil soportarlo porque es una parte complicada de mi vida. Creo que es importante que la gente vea que hay un final feliz, es como un concierto de redención. Si vas y lo ves, prepárate para un viaje pesado”, añadió.

El famoso artista reveló el año pasado que había sufrido varios dolores después de dañarse el sistema nervioso en 2016, por lo cual se le dificultaba realizar shows, pero eventualmente logró lidiar con eso. En aquel entonces comentó: “He tenido mucho dolor en el último año. Comenzó con un dolor en la espalda baja y terminó siendo neuropatía periférica. Es difícil tocar la guitarra pero he logrado lidiar con el hecho de que no mejorará”.

Para nadie es novedad que entre los 60 y 70, la época más hippie, llena de música y experimentación, Clapton estuvo bajo la influencia del alcohol y drogas. Fue hasta 1987 cuando limitó sus shows pues quería evitar “auto-avergonzarse”. Con el paso de los años, continuó ofreciendo conciertos, grabando discos y no fue sino hasta marzo del año pasado, que se vio obligado a cancelar dos presentaciones en Los Ángeles de manera imprevista debido a que tenía “bronquitis severa”.

A sus 72 años, Eric Clapton es uno de los mejores guitarristas del mundo, y es ahora, después de tantas complicaciones de salud, que admite el peso que tuvo su alcoholismo en su vida, así como el consumo de medicamentos controlados, cocaína y heroína, mismos que consumió hasta 1998, año en el que se internó en Crossroads Centre en Antigua. Sin embargo, con todo y ello, también aseguró que de no haber consumido nada de esto jamás hubiera creado la música que creó ni tampoco hubiera podido expresar su lucha para dejar sus adicciones o sufrimiento a través de sus canciones.

En fin… larga vida a Mr. Clapton.