Ahora sí, ¿no? Alguien dice que ‘The Room’ no es de Tommy Wiseau…

Durante casi 15 años, parece que a todo mundo le avergonzaba hablar de The Room, “la peor película de la historia”. Casi casi era un pecado decir que habías participado en un proyecto que por ser tan malo, es bueno (ahora es todo un filme de culto). Sin embargo, todos renegaron tres y miles de veces de esta cinta, todos menos su supuesto creador: Tommy Wiseau, un hombre que viene de quién sabe dónde, habla raro y su físico es extraño.

El resto es historia bien conocida. James Franco decidió hacer una película de cómo se hizo The Room, y ahora, con un par de nominaciones y un Globo de Oro por su interpretación de Wiseau, y con eso, todo mundo quiso formar parte de esta película estrenada en 2003. Este es el caso de un tal Sandy Schklair

Como no todo puede ser tan perfecto, han salido algunos detalles de The Room (no crean que vamos a hablar de lo de James Franco) que han roto con todo lo que hasta ahora creíamos. Resulta que Wiseau, todo este tiempo, dijo con mucho orgullo que él fue el productor, director, protagonista y creador, pero al parecer, todo ha sido una completa mentira.

Sandy Schklair, un hombre que guardó silencio durante tanto tiempo, dice que él es el genio detrás de The Room. En entrevista con The Hollywood Reporter, este hombre que ha trabajado en otras cintas como The Devil’s Rejects y director de Scott-Free, dijo que participó en “la peor película de la historia” como un supervisor del guión para terminar siendo el director porque Wiseau “no tenía ni idea de cómo era dirigir una película”. Y sí, si la ves, te darás cuenta que nadie tenía ni idea de qué es lo que se estaba haciendo.

Schklair lanzará el libro Yes I Directed the Room en el que tal cual dice que él dirigió esta cinta. “He dirigido basura y lo han reconocido en todo el mundo. Y dirigí toda esta película… excepto por las escenas románticas…”. Para terminar, dijo que nada de lo que sucede en The Disaster Artist sucedió, nada de nada.

Greg Sestero, uno de los actores de la cinta, escribió alguna vez en su libro The Disaster Artist: My Life Inside The Room, the Greatest Bad Movie Ever Made, que si The Room podría considerarse una “película”, fue gracias a la participación de Schklair… así que la confesión, por mucha vergüenza que les pueda dar, no parece tan falsa. Pero, ¿qué más puede suceder en caso de que todo esto sea cierto?, ¿Wiseau dejará de ser un mal actor?, ¿The Room será una buena película? Ni una ni otra.

Comentarios