¿Cuál peligro? En Colima, ningún turista extranjero ha sido víctima de inseguridad: gobernador

… pero qué tal la ciudadanía. Bueno eso es otro asunto, ya que lo que le interesó al buen José Ignacio Peralta fue “taparle el ojo al macho”, digo, aclarar que la violencia/inseguridad/derramamiento de mole en la entidad no es taaaanta como dicen en Estados Unidos. Esto luego que el gobierno de aquel país emitiera una abultada alerta para sus turistas. Evidentemente, Colima está incluido en el listado de entidades de la República a los que no recomiendan que gringos vayan a echar coto.

Pero vamos por partes…

El pasado 10 de enero, la Oficina de Asuntos Consulares del gobierno de Estados Unidos pidió a los turistas que pretendieran viajar a México, evitar algunos estados… como mera precaución y dado el aumento de la violencia que se vive en los lugares señalados. ¿Cuáles? Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas.

De acuerdo con el gobierno de EEUU, en las entidades mencionadas “los delitos violentos, como los homicidios, los secuestros, el robo de automóviles y los robos, están muy extendidos”. Además, para que más o menos le vayan “midiendo el agua a los camotes”, en el comunicado se indica que muchos de los lugares enlistados los empleados del gobierno tienen prohibido viajar, debido a la limitada capacidad se tiene para proporcionar auxilio a los ciudadanos gabachos. “A los empleados del gobierno de los EEUU se les prohíbe realizar viajes interurbanos después del anochecer en muchas áreas de México. Tampoco se permite a los empleados del gobierno conducir desde la frontera hacia o desde el interior de México, con la excepción del viaje diurno en la carretera 15 entre Nogales y Hermosillo”, especifica el comunicado.

En fin, debido a lo anterior, el indignado gobernador de Colima, José Ignacio Peralta, señaló que la alerta de viaje no necesariamente se dio por lo que ocurre en la entidad que administra…. Igual y los estados de alrededor lo salpicaron, ya que ““no existen reportes de afectaciones o decesos de extranjeros, particularmente ciudadanos norteamericanos”, presumió. Es más, aseguró que 2017 fue “un año extraordinario”… claro, en temas de turismo, ya que en lo que respecta a inseguridad y violencia, no tanto. De acuerdo con Proceso, en los doce meses anteriores se registraron 800 homicidios.

Pese a lo anterior, Peralta dijo que Colima sigue siendo muy atractivo para los visitantes. “Estamos rompiendo récords de (asesinatos) muchos años y vemos también que el comportamiento de las estadísticas no está relacionado con el tema de la seguridad”.