Fuera EPN y secretarios de Estado por ¿¿¿irritación en los ojos???

Aunque muchos dirán “tanque y rol mi EPN”, la causa que llevó al presidente y a cuatro miembros de su gabinete a quedar con los ojos más rojos que los de señora después de ver el final de su telenovela, todavía es desconocida. Pero, es tan inusual este caso, que ya está bajo investigación de la Secretaría de Salud.

¿De qué les estamos hablando? Ah, pues resulta que el pasado 12 de enero, después de terminar un evento en Colón, Querétaro, el Ejecutivo y parte de su comitiva presentó “una fuerte irritación en los ojos que requirió atención médica”, según consta en un comunicado difundido ayer desde Presidencia de la República. De acuerdo con el texto oficial, el malestar se percibió al concluir la inauguración del Centro de Tecnologías Aeronáuticas, la cual también sirvió para la entrega de premios de Ciencia y Tecnología.

Muchos pensaron que le había ganado la emoción al mandatario, luego de darle su premio a la investigadora de la UNAM que subió al templete con su playera de los 43 de Ayotzinapa, pero al ver que el secretario de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, también andaba tállese y tállese los ojos, fue cuando la gente empezó a ver algo sospechoso. Ya cuando se notó que lo mismo sucedió con los encargados de Hacienda, José Antonio González Anaya; Agricultura, José Calzada; y el de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano, fue que mandaron a traer a los servicios médicos.

Según reporte oficial, a algunos de los afectados se les recomendó guardar reposo. Esto quiere decir que andarán fuera de acción durante algún tiempo. “Bastante conveniente para el Secretario de Hacienda, quien así se libra así de hacer declaraciones respecto al asunto que trae caliente a Chihuahua”, dirán los que gustan de pensar en conspiraciones y todo ese tipo de asuntos… pero todavía no se ha especificado qué secretarios resultaron más afectados.

De acuerdo con Proceso, los principales afectados fueron aquellos que estuvieron en tribuna durante el evento. Por ahí andaba también José Narro, pero de él no se dice nada. Tampoco se sabe qué consecuencias traerá el malestar y si el presidente dejará abandonados sus actividades por unos días o, en su caso, cargará unas gafotas al mas puro estilo de los Blind Boys of Alabama. No, ya en serio, algunos oftalmólogos que han atendido a los afectados -según reporta el periodista Luis Cárdenas- indican que la causa de la irritación fue la intensidad de las luces que se utilizaron en el evento. Algún iluminador quedará sin chamba, ya que se presume que el nivel del daño es similar al que presenta un soldador cuando no utiliza protección al realizar su trabajo.

Comentarios