Primer asesinato de periodista en 2018 no tendría relación con crimen organizado, “rompe esquema”: autoridades

El pasado 13 de enero, en Nuevo Laredo, Tamaulipas, el periodista Carlos Domínguez fue asesinado de 21 puñaladas, según reveló la necropsia que le fue realizada. De acuerdo con las primeras investigaciones, Domínguez no escribía sobre delincuencia organizada… se “limitaba” a publicar textos en los que denunciaba actos de corrupción cometidos en los tres órdenes de gobierno.

Así que lo anterior da pie a suponer que… no se puede determinar cuál fue el móvil del asesinato. De acuerdo con el procurador general de Justicia de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, el modus operandi que ejecutaron los responsables del homicidio en nada encaja con el que suelen utilizar los criminales que chambean en los límites de la entidad. “Rompe el esquema”, señaló, remarcando el hecho de que los de las bandas delincuenciales usan armas de fuego y… bueno, en el caso del periodista el crimen se perpetró con arma blanca.

Otro elemento para desestimar que el también profesor haya sido ejecutado por el crimen organizado está en el hecho de que no denunció amenazas. No obstante, según indicó el procurador, el trabajo del comunicador independiente sigue siendo una línea de investigación del crimen. Además, se revisan las cámaras de seguridad que hay en la colonia en que se encuentra el domicilio del hoy fallecido y se mantiene comunicación con la fiscalía especializada en delitos cometidos contra periodistas. Por otra parte, la familia de la víctima ya cuenta con la protección que la autoridad ofrece, de acuerdo con los protocolos que exige el caso.

Y mientras las autoridades tamaulipecas están confundidas porque los criminales les movieron el panorama nomás cambiando de arma, en el extranjero ya externaron su preocupación por las condiciones en las que trabajan los periodistas del país. “El terrible asesinato del Sr. Domínguez confirma el riesgo de ser periodista en México, y en particular en Tamaulipas, un estado ya señalado por el efecto inhibitorio sobre la libertad de expresión, de acuerdo con un estudio de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, señaló el representante de la ONU-DH, Jan Jarab.

La delegación de la Unión Europea tampoco dejó de dar a conocer su condena sobre este nuevo caso que atenta contra la libertad de expresión, mostrando -junto con las embajadas de Suiza y Noruega en México- su preocupación por las constantes intimidaciones que enfrentan los periodistas en México. Claro, el gobernador de Tamaulipas también se posicionó sobre el crimen, indicando que su administración hará lo posible para que éste no quede impune.