Con esta película se acabó la sequía de cine en Arabia Saudita…

Aunque no lo sabías porque es poco probable que vayas de vacaciones a Arabia Saudita (aunque el riyal saudí este a sólo cinco pesos), o las cosas que pasan por allá no te interesan mucho, debes saber que en Arabia hubo una prohibición de películas que llevaba ¡35 años!

Es decir, las salas de cine estuvieron cerradas desde la década de los 80 porque estos lugares se prestaban (digámoslo así) a que se mezclaran hombres y mujeres sin medida. Sin embargo, esa terrible maldición para los amantes del séptimo arte ha terminado.

En diciembre del año pasado se hizo el anuncio oficial de que esta prohibición se terminaba y todos, obviamente, se preguntaron si la primera película en proyectarse sería un filme clásico, algo de cine de arte, conceptual, disruptivo, taquillero tipo superhéroes… y no, no fue nada de eso. La primera película en proyectarse fue: The Emoji Movie, una de las peores del año pasado en críticas y recepción. ¿Por qué? No sé, pero fue así. Así fue…

Con esta película se acabó la sequía de cine en Arabia Saudita después de... ¡¿35 años?!

El príncipe heredero Mohamed bin Salmán ha estado impulsando nuevas reformas como esta con la que se espera para el 2030 ya estén establecidos 300 cines con más de dos mil pantallas que darán paso en este país a una de nuestras artes favoritas.

De acuerdo con una entrevista en Reuters, el organizador de esta proyección del 13 de enero dijo: “Hasta ahora, no hay infraestructura para los cines. Por eso estamos tratando de tomar cierta ventaja en algunas locaciones alternativas para acercar el cine a las audiencias”.

Obviamente las cosas no son tan fáciles y a pesar de que ya se levantó la prohibición, el gobierno seguirá aplicando ciertos parámetros para asegurarse que las películas se apeguen a los estándares culturales (y religiosos) del país. Pero algo es algo. Lo mismo con la producción cinematográfica. En 2013, Wadjda fue la primera película del país en ser dirigida por una mujer que incluso se envió para competir en los Oscar como Mejor Película Extranjera.