Aspirantes a candidaturas independientes falsificaron credenciales, denuncia INE

Aunque les cueste trabajo creerlo (ajá), personas que dicen ser apartidistas tienen mañas que llenarían de orgullo a militantes añejos de las instituciones políticas con los peores manejos (ahí ustedes piensen en algún nombre). La prueba está en lo detectado por el Instituto Nacional Electoral (INE). ¿Qué fue?

Pues resulta que al menos 28 de los 65 aspirantes a una candidatura a diputación federal por la vía independiente habrían reunido las firmas requeridas para su registro de forma fraudulenta. De acuerdo con Proceso, esto fue descubierto al analizar una muestra de 900 firmas del total que cada uno de los personajes transas entregó, toda vez que ya terminó el periodo de 60 días que se les otorgó para reunir las firmas equivalentes al 2% de la lista nominal de sus respectivos distritos.

Por lo anterior, el INE informó que iniciará un procedimiento sancionador en contra de los aspirantes, además de la respectiva denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade). “Lo preocupante es que se introdujeron datos válidos, que son vigentes en el listado nominal y que estas personas que lo hicieron tendrán que explicar de dónde los obtuvieron”, explicó el secretario ejecutivo del organismo, Edmundo Jacobo Molina.

Además de obviamente negarles la candidatura, en el INE se está pensando de qué forma proceder contra los responsables, ya que la denuncia que por ahora se interpuso es por “uso anómalo de datos registrales”… sin embargo, la Fepade podrá “enderezar las acciones” para aplicar sanciones más acordes con el delito cometido. “Para que ustedes tengan claridad de qué fue lo que se hizo: se tomaron credenciales reales, la mayoría todavía del Instituto Federal Electoral, recortaron la fotografía de esas credenciales y borraron los datos de nombre, el Registro Federal de Electores, número de elector y el número que está al reverso de las credenciales, y se suplantaron esos datos por otros que efectivamente están en el padrón electoral pensando que a lo mejor nosotros no los íbamos a revisar”, detalló Jacobo Molina.

Por su parte, el director ejecutivo del Registro de Electores del INE, René Miranda, señaló que esta situación se dio principalmente en Nuevo León y Ciudad de México… ya sabemos en qué personaje de botas y medio farolón están pensando y, seguramente, se preguntarán ¿a ese güey cuándo le investigan sus firmas? Ah bueno, pues habrá que aguantar un rato más, ya que los plazos para la captación de firmas por parte de aspirantes a candidaturas a Presidencia y Senado todavía no concluye.

El asunto no es menor: hay aspirantes en los que el 99% del total de firmas captadas fue con credenciales tipo C (la antecesora de la actual)… precisamente con el tipo de credencial con el que se comentó el fraude. “Estamos hablando de miles de registros, más de 90 mil, que siguieron este mismo patrón”, lamentó Molina.