Ahora Kevin Spacey es acusado de racismo: “No quiero que esos nig*** vean mi tráiler”

Si pensaste que Kevin Spacey había quedado en el olvido o su situación no podía empeorar, te equivocas, pues ahora resulta que el actor ha sido acusado de racismo. Sí, de racismo.

Según informa New York Daily News, la compañía de seguridad que trabajaba en el set de House of Cards en 2012 se encontró con múltiples incidentes o más bien, señales de racismo de parte del actor.

Earl Blue, el jefe de VIP Protective Services, aseguró que Spacey una vez le dijo a su agente de seguridad que él “no quería que los niggas vieran su tráiler” después de haberse dado cuenta que “había una gran mayoría de staff de raza negra” trabajando en el set. Cuando ellos se dieron cuenta, jamás saludaron a Kevin de mano y se volteaban durante la filmación de la primera temporada.

Blue dijo que su preocupación sobre Spacey la llevó hasta los altos mandos, quienes le dijeron que “él era como era”, y que “lo tienen que mantener feliz”. O bueno, al menos eso era hasta que fue acusado de haber intentado abusar de un menor de edad y después él se declarara gay.