‘Cuando la vida te da un martillo’ de Kate Tempest: un retrato de la frustración generacional de los jóvenes

Por Karen Villeda

Kate Tempest es una música, poeta, novelista y dramaturga británica. A los 32 años de edad es considerada como una joven promesa de las letras de su país. No empezó escribiendo, sino rapeando. A los 16 años, ya participaba en las noches de “open mic” de un bar en el West End de su natal Londres. Sus álbumes en solitario han sido nominados para el Premio Mercury al Mejor Álbum del Reino Unido e Irlanda. Es así que también incursiona en el spoken word, ¡lo cual la ha llevado trabajar con la Royal Shakespeare Company! Antes de publicar Cuando la vida te da un martillo, Kate Tempest obtuvo el Premio Ted Hughes a la Innovación en Poesía. Ésta es su primera novela, con la que muchos compararon su estilo al de Virginia Woolf (y eso que Kate Tempest ha confesado que ha leído poco a la gran maestra de la Literatura Universal).

Kate Tempest rapper
Foto: Tim P. Whitby/Getty Images

¿De qué se trata?

Cuando la vida te da un martillo tiene como escenario un Londres difícil: “Ya en la calle, los coches resuenan, las bocinas y las radios atruenan, las voces se desangran a gritos unas sobre otras; los hombros se embisten, se apuran, viran y se ponen firmes; suena música y todo está iluminado: letreros de neón fulguran blancos y azules y el resplandor amarillento de los bares nocturnos embriaga la acera empapada de lluvia”. Cuatro jóvenes aparecen en esta novela: Harry y Leon, quienes sueñan con abrir una especie de centro sociocultural en su barrio, Becky, que anhela ser bailarina y coreógrafa, y Pete, quien es prácticamente un “nini” a pesar de su inteligencia. ¿El problema? Están inmersos en un sistema socioeconómico que los excluye constantemente. En su lucha por la autosuficiencia, Harry, Becky, Leon y Peter se ven inmersos en una espiral de decadencia en la que hacen lo que sea con tal de sobrevivir. La vida es despiadada con ellos así que se meten drogas y se venden al mejor postor pues no tienen opciones. Sin embargo, insisten en perseguir sus sueños: “Dile al mundo que seguirás siendo fiel a lo que eres”. Para Kate Tempest, nominada como Mejor Artista Femenina Británica en los Brit Awards de este año, el caos es su manera de ordenar al mundo: “Lo que para un hombre es el destello de un relámpago que desgarra el cielo a su paso, para otro es una estrella fugaz que apenas alumbra”. En esta primera novela, la vida es la que termina rompiendo a los cuatro jóvenes y a ellos nos les queda más que devolverle el golpe. De manera un tanto débil, porque es para lo que les alcanza: “Entraron en un estado de ensueño. Una época que durante las miserias futuras recordarían como la más feliz de sus vidas. Todo era intenso y les producía vértigo vivirlo”.

¿Por qué leerla?

Porque Cuando la vida te da un martillo es el retrato de la frustración generacional. En medio del desencanto, hay lirismo, ya que la escritora insiste en hacer oscilar al lenguaje. Los títulos de algunos capítulos la delatan como poeta, “Días de neblina y soledad”; “Cálida noche, fría nave espacial” o “Al vencedor, los despojos”. Gracias a la astucia lingüística de Kate Tempest, que podemos observar en canciones suyas como “Europe is Lost, hay imágenes potentes en Cuando la vida te da un martillo y, si bien algunos no lo considerarían un mérito, el ejercicio narrativo parte de la sinceridad. La también profesora visitante del Departamento de Inglés del University College de Londres hace un fiel retrato del capitalismo salvaje que nos ha tocado vivir: la falta de oportunidades, la precariedad laboral, la ley de la jungla, los precios prohibitivos, el fracaso inminente, nuestros sueños absurdos: “Todo está a la venta pero para ti no hay nada, entrégate hasta que te fallen las fuerzas y cuando más flaqueen, cárgalas de dolor y secretos”. Kate Tempest también hace crítica social con un toque de sarcasmo: “—Yo creo que está todo montado por ellos, ya lo he dicho y lo repetiré. Es todo un montaje hecho a propósito, ¿no crees? Quieren meternos miedo para poder arrebatarnos nuestras libertades (…) Al fin y al cabo, se trata de tenernos a todos controlados”. O: “Hablaría el lenguaje de su opresor, aprendería sus leyes y comprendería su lógica deleznable”. El desparpajo que caracteriza su obra se encuentra en Cuando la vida te da un martillo, la considerada como “niña prodigio” no para de tumbar los cimientos de esa distopía neoliberal que tanto daño nos ha hecho: “—El ESPECTÁCULO. No era más que un pretencioso postureo de mierda.” Kate Tempest ha sido elogiada por la crítica como “Un prodigio del rap, con el don de hacer añicos —y trascender— convenciones y géneros”. La escritora inglesa Jeanette Winterson ha dicho de su colega que “es lenguaje, pasión y política. Si eso no es la vida, ¿qué lo es?”.

Kate Tempest

Cuando la vida te da un martillo de Kate Tempest (trad. Daniel Ramos Sánchez), Sexto Piso.

***

Karen Villeda es escritora. Ha publicado un par de libros para niños, uno de ensayos y cuatro poemarios. En 2015 participó en el Programa Internacional de Escritura de la Universidad de Iowa. En POETronicA (www.poetronica.net) explora la relación entre poesía y multimedia. (Ah, y tiene un gato llamado León Tolstói.)

Twitter: @KarenVilleda

#leámoslas es la iniciativa lanzada por sopitas.com para cuestionar el sexismo de nuestros hábitos de lectura. ¿Cuántas escritoras leemos? Hagamos cuentas y hagamos cuenta de ellas.

Comentarios