Meade urge nombramientos en Anticorrupción y Anaya responde: “el PRI quiere tapaderas”

Por primera vez desde que inició su precampaña presidencial, José Antonio Meade dejó un día sin basar su discurso en atacar a sus contrincantes, digo, hizo una pausa en la competencia y pidió que el resto de los aspirantes haga lo mismo. No para agarrar fuerzas y darse más duro, sino para que todos los actores políticos lleguen a un acuerdo y, en el periodo ordinario de sesiones, el Congreso designe tanto al fiscal general de la República, como al Anticorrupción y, ya encarrerados, al auditor superior de la Federación.

“Nadie tiene derecho a posponer estas decisiones con la intención de capturar a las nuevas instituciones. Si hay un compromiso con el país, el periodo legislativo que inicia es una buena oportunidad para avanzar en esta tarea”, señaló Meade en mensaje difundido en su cuenta Twitter, en el que el punto central es avance en los nombramientos faltantes del Sistema Nacional Anticorrupción… y claro, de paso aprovechar para criticar la propuesta de amnistía hecha por Andrés Manuel López Obrador y Anaya sobre el tema. “Unos proponen perdonar a los delincuentes. Otros simplemente no hablan del tema porque carecen de ideas y de la experiencia suficiente para terminar con el grave ciclo de impunidad que vive el país”, señaló el precandidato tricolor.

“No, pues así bien que vas convencerlos de llegar a un acuerdo güey”, dirán quienes dudan del poder de persuasión del precandidato priista… y con justa razón, pero bueno, después de atacar, el exsecretario propuso hacer de lado diferencias y llegar a un acuerdo basado en 1) el nombramiento de magistrados especializados en materia de responsabilidades administrativas por actos de corrupción, 2) el avance en el tema de la autonomía del ministerio público federal, 3) la creación de marcos homologados de funcionamiento del ministerio público a nivel local, 4) el nombramiento del Fiscal General y el Fiscal Anticorrupción, 5) la aprobación de la legislación en materia de contrataciones públicas para reducir los espacios de oportunidad de la corrupción y 6) la aprobación del nombramiento del nuevo titular de la Auditoría Superior de la Federación.

¿Y ahora qué le pico a Meade que se puso en este plan? Bueno, parece que ayer despertó más avispado que de costumbre y cayó en la cuenta que “es altamente probable que quien cometa un delito o incurra en actos de corrupción se salga con la suya”. ¡Genio! Y así… todo lo anterior es para atacar la impunidad.

Sin embargo, el precandidato presidencial del PRD-PAN, Ricardo Anaya, ve otros objetivos en la urgencia de Meade y así lo expresó luego de ser acogido por las tribus perredistas: “Lo que el PRI quiere son tapaderas, incondicionales que les cuiden las espaldas. Por eso, como la campaña viene en picada, como ya toda la gente se enteró de que el candidato del PRI es el padre del gasolinazo, como todas las encuestas reflejan que van a perder la Presidencia de la República, ahora sí les entró la urgencia de imponer tapaderas como nombramientos en el Sistema Nacional Anticorrupción”.

Comentarios