Presidencia dice no, pero Lozano pide no descartar relación de Rusia con “Manuelovich”

Justo cuando los memes y la cábula estaban en alegre aumento con el tema de las presuntas ganas del gobierno ruso para intervenir en el proceso presidencial mexicano, llegaron analistas a expresar su preocupación. Todo bien, quien sabe… igual y en una de ésas Vladimir Putin sí quiere mover sus tarjetas Monexinsky por estas tierras (o algo seguramente más sofisticado) Sin embargo, algunos ya le estaban echando mucho vodka a su Desarmador y, por ello, tuvo que llegar la intervención de Presidencia.

 “He tenido conocimiento de versiones periodísticas en ese sentido. Sin embargo, no tengo conocimiento de alguna evidencia o prueba que se haya dado en los hechos respecto a ello”, señaló el director de comunicación social y vocero de Presidencia, Eduardo Sánchez.

Apenas hace una semana un artículo de The Washington Post sugirió que el Kremlin otorgaba “apoyo inesperado” al precandidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador. De esta manita, las autoridades estadounidenses ya tienen conocimiento, según señala la autora del texto, Frida Ghitis. En una conferencia ofrecida en la Fundación Jamestown, un funcionario de la administración de Trump mostró su preocupación ya que -supuestamente- los rusos han metido su cucharota en asuntos políticos en Europa y, más recientemente, Cataluña. “Y de hecho, ya se han visto señales iniciales en la campaña presidencial mexicana“, aseguró. ¿Cómo? Ehrrr… bueno, todavía no está seguro, pero en otros casos han realizado “campañas sofisticadas de subversión, desinformación y propaganda”, apuntó. Bueno, al menos parece que se lo toman con algo de gracia. “El día que dejen de buscar la raíz de sus problemas en Moscú y comiencen a hacerlo en sus propios países, darán un gran paso para resolverlos”, señala en el siguiente video la analista de RT, Inna Afinogenova.

Sobre esto, el embajador de Rusia en México, Eduard Malayan, negó la acusación del WP… pero eso no fue suficiente y, ya que estamos en precampañas, no faltaron los actores políticos que se subieron al transiberiano. “Los focos rojos están prendidos y hay que exigir que se revise y se sancione, porque nuestra Constitución establece que está prohibida la intervención de países o personas extranjeras sobre las decisiones políticas de México”, señaló el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza. Pero el que se llevó las palmas fue el hermano de Margarita Zavala, que hasta la expulsión del académico John Ackerman pidió al secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, con tres nada contundentes elementos: es nacionalizado mexicano, sale en Russia Today y apoya a AMLO (y odia a quienes no).

En fin, pese a que Presidencia parece querer calmar el asunto, el vocero de la precampaña a la presidencia de José Antonio Meade, el expanista Javier Lozano, no quiere quitar el dedo del renglón y, demostrando que no entiende el humor que circula en las redes, asegura que la injerencia de Rusia es real… tanto que hasta se le llama a AMLO “Andrés Manuelovich”. Además, sacándole jugo a sus horas que pasa en Twitter, apuntó que la intervención del Kremlin no será por la vías convencionales (como la diplomática), sino “a través de ataques cibernéticos. La amenaza es real…porque si el objetivo es meterse por la puerta de atrás para afectar a Estados Unidos e influir en la región, lo van a hacer”.