La PGR anuncia que se prepara extradición de César Duarte… aunque sólo por 3 delitos

Para que no se diga que el gobierno del PRI no está comprometido con el ataque a la corrupción, se anunció que se solicitará a Estados Unidos la extradición de César Duarte, ya que se cuenta con tres órdenes de aprehensión en contra del exgobernador de Chihuahua por los delitos de corrupción y la ejecución de transas relacionadas a procesos electorales.

De acuerdo con Alberto Elías Beltrán, el flamante subprocurador Jurídico de Asuntos Internacionales de la PGR, de todo el montón de causas penales que Duarte tiene en contra (once en total), se eligieron aquellas con las que fuera más fácil sacarlo del tambo, digo, aquellas que estuvieran apegadas a la normatividad aplicable. “La PGR se encuentra en la etapa final del procedimiento para formular las solicitudes formales de extradición correspondiente a dichas causas penales y en esta semana se presentarán tres, dos correspondientes a la Fiscalía General de Chihuahua y otra del orden federal”, señaló Elías Beltrán.

Sin embargo, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, pidió a las autoridades federales no ser tan poquiteros y solicitar la orden de extradición con base en todas las órdenes de aprehensión que el exmandatario priista tiene en su contra, “toda vez que el criterio de especialidad en materia de extradición señala que, cuando se obtiene la extradición de una persona, sólo se le podrá llevar a juicio por los delitos acreditados en el expediente de extradición”.

Recordemos que hace apenas unos días la PGR no tenía contemplado arremeter contra César Duarte… o al menos así parecía. Pero ahora que Corral acusó que el gobierno federal ha tomado medidas en represión por las investigaciones que su administración realiza contra Duarte, pues la cosa ya cambió. Aunque claro, el mandatario chihuahuense sigue sin fiarse de la buena fe del gobierno de EPN. “Me parece inusual que la Procuraduría General de la República anuncie lo que va a hacer, porque este anuncio, pues, lo que puede facilitar y posibilitar es que Duarte se pueda evadir de la acción de la justicia”, señaló el malpensado gobernador.

Corral dijo reconocer que, mínimo, la PGR ya dio el primer paso para que Duarte ajuste cuentas con la justicia. Sin embargo, dijo esperar que -una vez que sea detenido- se agregue el resto de las causas penales que existen en su contra. “Espero que realmente sea el inicio de un proceso en donde se soliciten todas para llegar hasta las últimas consecuencias, porque nosotros no permitiremos que el caso de Duarte, el de Chihuahua, quede encapsulado, como quedó encapsulado el caso de Duarte, el de Veracruz, o el de Borge, de Quintana Roo”.

¿Entonces ya todo en paz entre el gobierno de Chihuahua y la administración federal? Todavía no. Pese a que ya medio se está cumpliendo con el asunto de Duarte, falta un segundo reclamo de Corral: la entrega de los recursos retenidos por Hacienda. Por ello, el mandatario adelantó  que continuará con la llamada “Caravana de la Dignidad”, a al espera de que se cumplan los convenios establecidos con el gobierno de la República.