Como cuando haces una gran clavada, pero te tiras los dientes en la caída

Clavar la pelota en la canasta es una de las más grandes satisfacciones que puede hacer un jugador de NBA. Cuando vuelan por los aires parecen superhéroes salidos de los cómics y listos para combatir el crimen.

Pero claro, está el final de esa jugada, cuando vuelven a tocar el suelo y tienen que aterrizar de buena manera. Pues eso fue lo que NO hizo Kris Dunn ante los Golden State Warriors.

El base de los Chicago Bulls robó el balón en el último cuarto y en su afán por querer empatar el partido, machacó la bola en el aro, pero se le olvidó que también hay que fijarse cómo caer. Podemos decir muchas cosas de su aterrizaje, pero mejor véanlo ustedes mismos.

¡Ouch! Dunn cayó con toda la cara en la duela, pero no amortiguó el golpe ni tantito. Obviamente entraron los médicos a revisarlo y de ahí el parte médico fue que dos de sus dientes “se salieron de su lugar”.

En pocas palabras, a Kris lo tuvieron que llevar al dentista después del encuentro (que por cierto, perdieron) a que le arreglaran el golpazo que se llevó. Y si no te fue suficiente, aquí el GIF para que lo veas una y otra vez.

via GIPHY

A ver si para la siguiente el exjugador de los Timberwolves le pone menos crema a sus tacos y mejor deja la flotadita para no romperse el hocico de nuevo.