Peatones en playa de Copacabana son arrollados por auto, al menos 15 heridos

Un caso más de atropellamiento masivo dejó un saldo de 15 personas heridas y un bebé de ocho meses muerto. Esta vez el incidente ocurrió en las playas de Copacabana, Rio de Janeiro, donde un auto invadió el malecón y consiguió avanzar sin control hasta la zona de arena, dejando a su paso a decenas de peatones que en ese momento -cerca de las 20:40 horas- se encontraban caminando por uno de los lugares más turísticos de Brasil.

De acuerdo con medios locales, al menos ocho personas tuvieron que ser trasladadas a hospitales, reportándose dos de ellas en estado grave. El resto de los heridos fueron atendidos en el mismo sitio del incidente, por lo que se presume que sufrieron lesiones de poco impacto. Lamentablemente el bebé de ocho meses murió camino a la Unidad de Emergencias, a donde era trasladado.

El accidente ocurrió en la conocida avenida Atlántica. Según los reportes de las autoridades, el conductor del automóvil perdió el control, subió a la ciclovía, atravesó el malecón y sólo consiguió detenerse hasta que llegó a la zona de arena. En su camino dejó heridos a varios de los peatones que estaban en el malecón. Debido a las altas temperaturas que ahora se viven en la región y a la proximidad del Carnaval, la playa de Copacabana estaba bastante concurrida, según indica Folha de Sao Paolo.

En videos que circulan en redes sociales puede verse cómo testigos de lo sucedido brindan los primeros auxilios a las personas que resultaron heridas, entre ellas un niño. En las imágenes también se ve cómo la policía tuvo que hacer un cordón para retirar sin problemas al conductor del vehículo, mientras la gente gritaba “asesino”. Las autoridades indican que el responsable es un hombre de 41 años, no mostraba signos de encontrarse en estado de ebriedad y presuntamente perdió el control debido a que en ese momento sufrió de un ataque epiléptico. Esta versión se fortalece con lo indicado por el teniente coronel del Batallón correspondiente a Copacabana, Murilo Angelorri, quien confirmó que policías encontraros restos del medicamento entre las ropas del hombre.