Joaquin Phoenix es criticado por interpretar a una persona con discapacidad

Hace un par de días salió el primer tráiler de la próxima y esperada película de Gus Van Sant, Don’t Worry, He Won’t Get Far On Foot, sobre la vida del caricaturista John Callahan, un hombre que tras un accidente a sus 21 años, quedó cuadripléjico.

Este primer vistazo al filme fue muy bien recibido por todos menos por una fundación que lucha por los derechos de las personas que sufren alguna discapacidad. La Ruderman Family Foundation, esta organización enfocada ha levantado la voz para quejarse de la participación de Joaquin Phoenix en la cinta.

Pero, ¿cuál fue el problema? Que los miembros de esta fundación dicen que la decisión de Van Sant y los productores de elegir a Joaquin fue errónea, pues debió haber elegido a un actor que en la vida real sufriera alguna discapacidad motriz. El presidente de la asociación, Jay Ruderman, dijo que si se trataba de un filme biográfico sobre la vida de una persona con cuadriplejia, entonces lo correcto habría sido contratar a otra persona.

“Ha llegado la hora en que la industria del entretenimiento busqué y contrate actores con discapacidades para personajes principales que sufran alguna discapacidad. Mientras avanza 2018, la sociedad americana no encuentra aceptable que los actores blancos interpreten papeles para afroamericanos, asiáticos o hispanos. Es inaceptable”.

De acuerdo con algunos datos de la misma fundación, sólo dos por ciento de los roles en que se debe interpretar a una persona con alguna discapacidad se le dan a una persona que sí lo es.

Muchos han comenzado a preguntarse, en caso de que estos argumentos sean completamente válidos, si otros personajes “estereotipados” en las cintas que se producen en Hollywood como los homosexuales, de una nacionalidad o raza en específico, por mencionar algunos, también deban interpretarse por actores que pertenezca a estas comunidades