Policía llevaba 30 horas buscando a joven… padre rentó helicóptero y lo encontró en 10 minutos

Y aunque parecería, no… esta historia no pasó en México, sino en Australia, donde parece que las autoridades también son conchudas y, para evitarse la fatiga de buscar a un joven, le dijeron a un preocupado padre de familia que su hijo desaparecido “seguramente había huido”… ahí luego regresa. Pero no fue así y ahora puede restregárselos en la jetota.

El pasado domingo, Samuel Lethbridge no regresó a su hogar ubicado en las cercanías del lago Macquarie, en Nueva Gales, Australia. Ante lo inusual de la situación, la familia del joven de 17 años decidió buscarlo. De hecho, el padre de Samuel, Tony Lethbridge, ya tenía una corazonada: como su hijo se veía bastante cansado cuando salió de casa en automóvil, de inmediato sospechó que podría haber sufrido un accidente. “Tuvimos un accidente aquí hace unos cinco años, exactamente lo mismo, y desafortunadamente ese tipo murió porque nadie lo encontró dentro de los cinco días. No iba a dejar que eso sucediera”, comentó para el canal de televisión Network Seven.

Sin embargo, al explicar Tony los hechos a las autoridades, éstas respondieron de una forma que parece calca de autoridades de México: “probablemente se escapó”. Sabedor de las mañas de su hijo, el padre de Samuel no se conformó con irse a su casa a esperar la llama de la policía… y como ya habían pasado 30 horas de la desaparición y nomás no veía acción, decidió él mismo buscarlo con sus propios medios, según reporta The Guardian.

Así, Lethbridge rentó un helicóptero y tras sólo 10 minutos de vuelo dieron con el automóvil destrozado en cuyo interior se encontraba el joven, esto a sólo 20 metros de la carretera. “Tuvimos mucha suerte, porque el auto de Sam es blanco, así que se destacó”, comentó el padre, quien tuvo que esperar a que su tío (quien lo acompañó en el helicóptero) descendiera y fuera a checar en qué condiciones se hallaba el joven. “Realmente no quería ir, tenía miedo de lo que encontraría. Cuando me acerqué, vi que la cabeza de Sam se movía. Pasé de estar aterrorizado a estar en éxtasis en un par de segundos”.

Samuel había quedado atrapado entre los restos del auto, así que tuvieron que intervenir los servicios de emergencia para el rescate. Una vez liberado, fue llevado al hospital donde se le reporta grave por múltiples fracturas. Por cierto, la compañía que rentó el helicóptero reembolsó el dinero que la familia del joven pagó por el servicio de búsqueda.