Resumimos el año presidencial de Donald Trump con sus más grandes fails

Exactamente hace un año el mundo se paralizó con una de las noticias más impactantes del año: Donald Trump se había convertido en el nuevo presidente de los Estados Unidos de América. Desde ese entonces, su mandato se ha convertido en un sin fin de ataques en twitter y momentos bizarros que la mayoría de las veces nos deja con cara de what?

Y porque recordar es volver a vivir, hemos armado un pequeño listado con los fails más grandes que el mandatario ha protagonizado en estos largos y tediosos 12 meses.

El pastel plagiado

La fiesta de inauguración de la presidencia de Donald Trump parecía normal hasta que Duff Goldman, quien se encargó de hacer el pastel para la fiesta de inauguración de Obama, salió a reclamarle al nuevo presidente el plagio por su pastel, ya que él notó que eran MUY similares.

El plot twist de la historia fue cuando la pastelería encargada de hacer el postre, dio su versión de los hechos y confesó que la Oficina de Trump pidió una copia tal cual del pastel. Agregaron que el dinero que recibieron por ese trabajo sería donado a una organización que lucha contra los efecto de Trump en la sociedad.

 

 

Las parodias de SNL

Si hay alguien en el mundo que puede imitar casi a la perfección a nuestra persona naranja menos favorita es Alec Baldwin, quien no dejó pasar la oportunidad de burlarse de las llamadas amenazantes que el mandatario le hacía a algunos países. Por ejemplo cuando le echaban un telefonazo a Peña Nieto para recordarle que México pagará por el muro fronterizo.

La reunión con Justin Trudeau

En el mes de febrero de 2017 Trump se reunió por primera vez con el presidente de Canadá y sueño de la mayoría de las mujeres Justin Trudeau. Claro que el momento fue súper incómodo, sobre todo cuando el mandatario de los Estados Unidos quiso saludar a Justin, quien con su expresión dijo muchas cosas. Obvioe el internet hizo lo suyo: plasmar el momento con unos memes.

Trump y Trudeau - UNO

Cuando envío a su armada a Corea del Norte y se perdieron

Pues un día los estadounidenses atacaron una base aérea en Siria y eso provocó que las tensiones entre el régimen de Kim Jong-un y Trump se hicieran más fuertes. El 10 de abril, el gobierno estadounidense dijo que enviaría a un grupo naval de ataque a la península de Corea, el cual estaba previsto a llegar el 25 de abril. Pero como el miedo no anda en burro, el portaaviones, Carl Vinson, nunca se dirigió a Corea si no que navegó junto con la flota en sentido contrario y pues, el oso total.

La armada nuclear enviada por Trump a Corea del Norte tomó el rumbo contrario
Foto: Sean M. Castellano / U.S. Navy/ Getty Images

La reunión con el Papa Francisco

Parece que las reuniones no son para Trump, pues si con Justin Trudeau le fue mal con el Papa Francisco no le fue mejor. En mayo el mandatario viajó a El Vaticano para reunirse con el Sumo Pontífice, quien con una expresión bastante peculiar lo dijo todo.

La defensa de Trump: un niño de 9 años

Cuando el mundo esperaba la resolución sobre el posicionamiento oficial respecto a la negativa del gobierno a aceptar a personas transgénero en las filas del Ejército, a Sarah Huckabee Sanders, secretaria de prensa de la Casa Blanca se le hizo una mejor idea leer una emotiva carta de un niño de 9 años llamado Dylan, en la cual le decía a Trump lo mucho que lo admiraba a él y a su sombrero (nadie sabe a qué sombrero se refería el pequeño). Eso sólo sirvió para poner al presidente en ridículo, aunque eso ya no es costumbre.

Carta que niño de 9 años envió a Trump
Foto: White House

Guam y la propaganda turística cortesía de Corea del Norte

El líder norcoreano Kim Jong-un, dijo que cubriría la isla de Guam con un “fuego envolvente” que saldría de sus poderosos misiles. Mientras todos se morían de miedo y rezaban por sus vidas, Trump, tan optimista como siempre, le vio el lado bueno a la situación y le dijo al gobernador de la isla estadounidense, Eddie Calvo  que se relajara y que mejor aprovechara que el mandatario coreano le estaba dando promoción turística gratuita. Obvio el gober le mandó un video donde sutilmente le daba su avión.

Trump y el eclipse solar

En agosto un eclipse solar acaparó las miradas de todos. Y decimos que las miradas porque todos buscaban a diestra y siniestra información sobre cómo ver el fenómeno natural sin tener alguna secuela en su salud. Como sabes, este tipo de eclipses deben verse con lentes especiales para evitar algún daño en la vista. Todos lo saben excepto Trump, que se pasó las precauciones por el arco del triunfo y vio el eclipse directamente para probar que la ciencia se equivoca y que no te causa ningún daño. No nos sorprendió en lo absoluto.

Donald Trump comparte meme contra Obama
Foto: Mark Wilson/Getty Images

Adiós Trump en Twitter

Un héroe sin capa empleado de Twitter desactivó la cuenta de Donald Trump de la plataforma. ¿La razón? namas’ porque sí y porque era su último día de trabajo. Como ya no tenía nada que perder, este sujeto se quiso convertir en una leyenda y por 11 minutos hizo del mundo un lugar mejor al desaparecer de la red social al presidente de los Estados Unidos. Claro que después todo se aclaró pero sin duda este momento lo recordaremos por mucho tiempo.

Su portada en la revista Time

Con la sencillez y humildad que lo caracteriza, Donald Trump presumió en redes sociales que la revista Time le había hecho una llamada telefónica para decirle que sería nombrado “Persona del año”, y que aparecería en la portada de la revista. Pero eso no es todo, pues también dijo que había rechazado la oferta porque no se le hacía una buena idea. Obvio la revista salió a desmentirlo a nivel internacional, afirmando que ellos no comentan nada antes de que se publique el número. Y eso que las fake news las hacen los demás.

 

 

Guerra de botones

En un discurso Kim Jong-un declaró que en su escritorio además de papeles y plumas tiene un botón nuclear, el cual está dispuesto a usar en cualquier momento. Obvio Trump, como niño de secundaria, no se quiso quedar atrás y le aplicó un “yo uno más que tú” diciendole al presidente norcoreano que él también tenía un botón y que era más grande que el suyo (el botón, hablamos del botón). Al final resultó que no era cierto (o en teoría ya sabemos que preparar un ataque nuclear no son enchiladas).

Shutterstock.com

La caballerosidad ante todo

Cuando Donald Trump y su familia se encontraban en Florida, un aguacero los sorprendió. Claro que él es un tipo muy prevenido y llevaba un paraguas muy amplio para evitar mojarse su carita y que su bronceado se escurriera. Lo que sorprendió a varios fotografos y testigos fue ver que Mr Trump dejó ver su lado menos caballeroso (ya lo sabíamos de todos modos), al dejar que su hijo y su esposa, Melania Trump, se mojaran. Antes muerto que sencillo.

Apenas lleva un año en su mandato y este personaje ya nos dio unos de los momentos más WTF? del mundo. No sabemos qué más esperar de Donald Trump y sus ocurrencias. 🙄

Comentarios