Malas noticias: ahora la adolescencia se termina a los 24 años

La adolescencia es probablemente una de las peores etapas por las que los seres humanos pasan. Cosas como que te salga “una cara en el grano”, esos gallos que aparecen en los momentos más inoportunos, ni hablar del periodo menstrual en las mujeres o de cuando los hombres no pasan al pizarrón en la clase porque “no pueden” (no se hagan, saben a qué nos referimos).

 

Y aunque a uno se le hacía eterna la transición de los 14 a los 19 años, edad en la que supuestamente esta etapa se termina, pues les tenemos una no muy buena noticia: la adolescencia se acaba hasta los 24 años. ¡¿QUÉ?! Pues tal como lo leyeron, la revista médica Lancet Child & Adolescent Health ha publicado un articulo en el que explican cómo se ha modificado la medida, pues ahora va de los 10 a los 24 años.

El texto refiere que las media se ha modificado con los años porque los jóvenes de ahora prefieren estudiar por más tiempo y dejan en segundo plano cosas como casarse y tener hijos. Por ejemplo en España la mayoría de los hombres se casa alrededor de los 35 años y las mujeres a los 32.

 

También ha sido un factor muy importante que las nuevas generaciones están mejor alimentadas, pues ha provocado que el hipotálamo, que ayuda a producir hormonas que activan la glándula pituitaria y las gónadas (las glándulas sexuales, pues) se desarrollen más rápido. Tan sólo en el Reino Unido, la mitad de las niñas tiene su primer periodo entre los 12 y los 14 años de edad.

Por otro lado, el estudio también comenta que el cuerpo humano se sigue desarrollando después de los 19 años, sobre todo el cerebro, que trabaja de una manera más rápida y es más eficiente en cuanto a su funcionamiento.

 

Por otro lado, Jan Marvarish, experto en la sociedad parental de la Universidad de Kent, en Inglaterra. contradice esta teoría y dice que la adolescencia depende de las expectativas que el mundo tenga de los jóvenes, en pocas palabras, hacer cosas de adultos quiere decir que ya cruzaste el lago de la adolescencia. ?

Bueno, eso puede explicar la existencia de personas que a sus 22 años siguen comportándose como niños.