Violencia contra políticos: militantes del PRI y Morena, las víctimas en este fin de semana

Para continuar con esto que ya se está haciendo tradición: una semana más y, sí, más políticos son blanco de la violencia. Unos con más elementos para sospechar de dónde viene el golpe, otros no tanto. Como sea, en ambos casos las autoridades siguen sin responder y no descartemos que más casos de esta índole continuarán ocurriendo. Por cierto, mucho ataque a la corrupción, muchos planes para acabar con la violencia, pero de esto ningún aspirante presidencial habla.

Iniciamos con el asesinato del exalcalde priista de Canelas, Durango, Santiago Chaidez Jiménez, quien fue ejecutado el sábado por la noche, en una emboscada realizada por un grupo fuertemente armado. De acuerdo con las primeras (y quizás únicas) informaciones, en el ataque contra Chaidez también murió Fidel Coronel, un hombre de 38 años al que las autoridades señalan como una persona con “discapacidad mental”.

En 2015, el semanario Proceso reveló los posibles vínculos del exalcalde con el narcotraficante Ismael El Mayo Zambada. En nota titulada “En Durango, un ‘narcoalcalde’ impone la ley del terror”, se apuntó que Chaidez habría ordenado asesinatos para complacer al líder criminal. Sobre esto las autoridades locales y federales habrían estado muy enteradas. “Tanto autoridades del estado de Durango, como la PGR, la Sedena y la Marina han recibido reportes o denuncias de que Santiago Cháidez (…) mantiene a esa región en un ambiente de terror en procura de sus intereses y los de El Mayo Zambada”, señala el texto firmado por Patricia Dávila. En su momento, Chaidez -quien gobernó durante el trienio 2013-2016- negó toda acusación, argumentando que se trataba de ataques con intenciones políticas. Por ahora se desconoce el móvil de su asesinato.

El mismo día, pero en Hidalgo, fue ejecutado el exregidor priista de Cuautepec, Carlos Ortega Reyes. Según la Procuraduría del Estado, el exfuncionario fue encontrado sin vida al interior de su camioneta, esto en la localidad de Buenos Aires. “La carpeta de investigación se encuentra en periodo de integración y se resolverá en el término legal establecido”, comunicaron las autoridades. Ortega fue funcionario durante la administración de Ricardo Eduardo Castelán, esto durante el periodo 2009-2012. Junto al cuerpo de Ortega -el cual presentaba dos disparos de arma de fuego- se encontró a su esposa, quien fue internada en un hospital. Sobre el asesinato se desconoce la identidad de responsables y móvil.

Un día antes de estos asesinatos se reportó el secuestro y asesinato de la hija del precandidato de Morena a la alcaldía de Teotihuacán, Estado de México, Humberto Sarabia Luna. De acuerdo con Riodoce, el asesinato de la joven de 26 años se debió al incumplimiento de las peticiones de sus captores quienes solicitaron la cantidad de 15 millones de pesos. El rapto de la hija de Sarabia Luna ocurrió desde el lunes pasado, lamentablemente su cuerpo fue encontrado sin vida el pasado jueves 18, en un terreno baldío de Tecámac, Estado de México.