¿Se acuerdan cuando Van Persie dejó al Arsenal por el Manchester United?

Por: Raúl Gutiérrez

Con el anuncio oficial del traspaso de Alexis Sánchez del Arsenal al Manchester United puede traernos oscuros recuerdos a todos los aficionados de los Gunners, por ejemplo cuando Van Persie dejó al club para unirse al Manchester United, ese 17 de agosto del 2012 todavía duele y duele bastante.

Van Persie jugó ocho temporadas con el Arsenal y anotó 132 goles. El atacante holandés llegó con 21 años de edad a Londres proveniente del Feyenoord del futbol de su país. Los invencibles de Wenger acababan de ser campeones invictos de la Premier League, lo que Van Persie no sabía es que desde esa temporada el club no iba a ganar otro torneo de liga, así es, el próximo mes de junio se cumplen 14 años del último campeonato liguero del equipo, algo ya con tintes cruzazulescos.

Arsene Wenger sabía que tenía una diamante en bruto con Van Persie, si para algo es bueno el señor es para firmar jóvenes talentos, el holandés se ganó la afición a base de goles, dando la cara por el equipo y defendiendo el escudo del Arsenal a morir, por eso dolió tanto su salida, porque era un jugador a quien si le importaba el club, pero también hay que entender que si en ocho temporadas solamente ganas un Community Shield y una FA Cup.

Alexis jugó tres temporadas y media con el Arsenal y anotó 80 goles en 166 partidos y aunque tal vez no se identificó tanto con el club como Van Persie pero sin duda llegó a levantar un poquito al equipo, ganó tres Community Shield y tres FA Cups, el triple de títulos de los que ganó Van Persie en casi la mitad del tiempo.

¿Qué tan grande será el impacto de Alexis Sánchez con el Manchester United? por ejemplo, Van Persie anotó 16 goles en sus primeras 26 apariciones en liga y levantó el trofeo de la Premier League con los Red Devils el mismo año que llegó.

Sánchez llegó con altas expectativas al Manchester United y aunque el City parece que no va a aflojar en la la liga todavía puede tener un impacto en otros torneos. Lo que si es cierto es que duele ver como el talento que llega al Arsenal siempre se va y el club se tarda mucho tiempo en reponerlo.