¿Cómo no hacer unas elecciones? El ejemplo de Egipto

Intimidación, acoso, militares vigilando todos los movimientos y candidatos arrestados: así son las elecciones presidenciales en Egipto.

Este martes por la mañana fue arrestado Sami Annan, un general retirado que anunció su candidatura presidencial la semana pasada. Este arresto es sólo el más reciente de una serie de eventos que han logrado algo bastante sospechoso. Tras el incidente, resulta que el actual presidente Abdelfatah Al-Sissi —también de orígenes militares— competirá sin ningún rival en su intento de reelección en Marzo.

El arresto del General Annan, sucedió bajo procesos poco claros. Oficiales aseguran que lo arrestaron en su automóvil poco después de un comunicado de la milicia egipcia en la que lo acusaban de buscar la presidencia “sin obtener el permiso de las fuerzas armadas”. También, el general es acusado de falsificar documentos y de “provocación contra el ejército”. Horas después del arresto, su equipo declaró que el proceso de campaña del señor Anan estará detenido hasta próximo aviso.

 

Así, el General Annan, se une a una larga lista de candidatos que no han terminado la carrera presidencial. De acuerdo al Washington Post, la semana pasada, otro candidato, Mohamed Anwar al-Sadat se retiró de la competencia al estar preocupado por su seguridad. También, Ahmed Shafik, un ex-primer ministro en la contienda presidencial, renunció a su candidatura después de negar un posible secuestro.

Otro pretendiente de la presidencia, el Coronel Ahmed Konswa se tardó más en anunciar sus aspiraciones que lo que tardó en ser sentenciado a seis años de prisión. También juzgado por romper reglas militares. Así, las elecciones presidenciales dejan únicamente a dos posibles candidatos: el actual presidente Al-Sissi  y el abogado Khaled Ali, que “casualmente” ha pasado la última semana debatiendo si debe seguir en la contienda tras una serie de problemas legales.

 

Foto: Getty Images

 

Recapitulemos. Tal vez los nombres son difíciles de recordar pero los eventos son fáciles de organizar: Annan y Konswa arrestados; Shafik y Al-Sadat retirados por preocupaciones de seguridad; Ali enfrentando juicios; y el “último hombre de pie” es el General Al-Sissi. Al-Sissi, acusado de encerrar oponentes, activistas y cerrar cientos de sitios y medios que criticaban su gobierno, actualmente es el único nombre en las boletas electorales egipcias. 

Estamos hablando de:

Egipto Elecciones
Comentarios