En las costas de Beirut, el mar arrojó inmensas cantidades de basura a tierra firme… ¿será un mensaje de la madre naturaleza?

Y así es como el Líbano nos demuestra que estamos a punto de colapsar…

Este lunes, en diarios locales e internacionales circularon impactantes fotos de un montón de basura  arrojada por el mar y que acaparó acaparando 30 metros de tierra firme de las costas a las afueras de Beirut.

Entre los múltiples desechos fueron encontrados huesos de ganado, calzados, neumáticos y mucho -MUCHO- plástico; aunque esto no fue sorpresa para muchos ambientalistas y es que desde hace unos años se vive una preocupante crisis ambiental en el Líbano.

Según lo reportado en el diario Excélsior, el primer ministro Saad Hariri, ordenó que la playa de Zouq Mosbeh fuera limpiada, pero como si fuera un mensaje de la madre naturaleza, el mar regresó un sinfín de basura.

“Hemos dicho que no se puede tirar basura al agua. Sabíamos que esto iba a pasar”, expresó Paul ABi Rached, un ambientalista local.

El tema de la contaminación y la basura ha creado conflictos entre los pobladores y los representantes de gobierno pues los deficientes servicios públicos han causado un descontento masivo.

La población del Líbano, constantemente sufre de cortes de agua y electricidad, pero fue en 2015 cuando explotó la bomba: se detuvo la recolección de basura. A raíz de esto, diversas manifestaciones se han presentado en aquel país y son muchos los protestantes que alegan que esta crisis se debe a la corrupción y el favoritismo políticos que detienen los servicios administrativos.

De acuerdo al reporte, desde el año pasado numerosas maquinarias han estado arrojando basura al Mediterráneo de Dbayeh y aunque las autoridades aseguran no estar haciendo nada turbio, el hedor es algo que no se puede esconder.

¿Qué le estamos haciendo al planeta?

Comentarios