Fiscal de Morelos ejecuta orden contra exrector de UAEM, enfrentará proceso en libertad

¿Y no hay nada personal contra el exrector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro Vera? Quizás no, pero entonces se ve bastante “extraño” que el propio fiscal Anticorrupción del Estado, Juan Salazar, halla ejecutado la orden de aprehensión en contra del académico… por un delito considerado como “no grave”.

Pero en fin, dejando de lado las suposiciones que despierta tal intervención (en la que también participó el coordinador de la Policía de Investigación Criminal, Miguel Ángel Marín), lo duro de la nota es la aprehensión del exrector por el delito de “abuso de confianza”, la cual se realizó en pleno restaurante y con la ayuda de un operativo de 20 policías, bajo la voz de “levántese, por favor, no queremos aplicar la fuerza”.

Acompañado de otros personajes de la vida universitaria de Morelos, Vera mostró los amparos que ha intercedido a partir de las investigaciones en su contra (y de su esposa, la investigadora María Elena Ávila Guerrero) por supuesto enriquecimiento ilícito, el cual -según las autoridades- se habría perpetrado durante su administración al frente de la Universidad. “Tengo todos estos amparos. ¿Ahora qué me van a inventar?”, preguntó Vera al verse rodeado por los funcionarios del Estado. En respuesta, Salazar pidió a Vera no resistirse a la aprehensión -“porque podemos utilizar la fuerza”-, luego mostró la orden de aprehensión y pidió al exfuncionario universitario (por favorcito) acompañarlo.

… y bueno, el asunto se puso un poco ríspido. Tal como puede verse en imágenes.

Luego de conocer la detención, el líder de Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia, pidió la liberación de Vera y exigió detener la persecución que en su contra ha emprendido el gobernador de la entidad, Graco Ramírez. Hay que recordar que no es el primer llamado de este tipo. Hace unos meses, cuando se realizó un aparatoso cateo en la vivienda del exrector, el poeta y otros personajes del calibre de Cuauhtémoc Cárdenas; el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro y Emilio Álvarez Icaza, entre otros, solicitaron el cese a la represión política de la que es objeto Vera.

¿Por qué Graco atacaría al exrector de la UAEM?

De acuerdo con el propio Vera, la campaña que en su contra ha emprendido Graco Ramírez es a raíz de la posición que asumió durante la administración de la UAEM. Desde ese cargo, Vera arremetió en diferentes ocasiones por casos de corrupción cometidos por el gobierno de Graco, a quien también acusó de la retención del correspondiente financiamiento a la institución académica. Esto “ha molestado al Gobernador y a aquellos que se han sentido aludidos por mi posicionamiento crítico ante el acontecer político social de nuestro estado, particularmente en lo relativo a la violencia, la inseguridad, derechos humanos, sociales y colectivos de comunidades y pueblos”, señaló Vera en carta difundida luego de conocer las acusaciones de peculado y enriquecimiento ilícito en su contra, esto en noviembre pasado.

En fin, luego de ser “amablemente” sometido y de comparecer ante un Juez de Control, se le informó al exrector que no se asuste… nomás le estaban dando un calambre, digo, podrá enfrentar el proceso en libertad. Se le advirtió que no debe salir del país y que, a partir de ahora, se le impone arraigo domiciliario. ¿Y esto no se le pudo comunicar por cartita o de manera menos amedrentadora? Ohh, no… claro que no, pese a que el fiscal anticorrupción admitió que el delito que se le acusa a Vera “no es un delito grave”. “Como no lo localizamos, lo buscamos allá en la Universidad, en su casa. En esa tesitura, solicitamos al juez que librara la orden de aprehensión y logramos el propósito de comparecer por abuso de confianza en agravio de los trabajadores administrativos de la Universidad”, explicó el fiscal.