Exalcalde inhabilitado olvida acusaciones y avala candidatura de esposa de Moreno Valle

Como regalo de consolación para Rafael Moreno por haber desistido de la candidatura presidencial… ah, no… porque es la mejor posicionada y porque todos los aspirantes llegaron a un consenso, Martha Érika Alonso -esposa del exgobernador de Puebla- fue anunciada como candidata a la gubernatura de la entidad.

Con fotografía en la que aparece la exprimera dama poblana y el aspirante a la alcaldía de la capital de Estado, Eduardo Rivera, el Comité Ejecutivo Nacional del PAN informó cómo quedaron repartidas las candidaturas: Alonso a la gubernatura y Rivera a la alcaldía… y todos felices, pese a que éste último también le traía ganas a ser abanderado para la estatal y que el año pasado acusó a Moreno Valle de manipular a las instituciones para beneficio de sus aspiraciones políticas.

Hace algunos meses Eduardo Rivera -quien intentará repetir al frente de la ciudad de Puebla- fue inhabilitado por 12 años tras haberse detectado algunas irregularidades en la cuenta pública de su administración. Según legisladores locales -incluidos panistas-  el daño patrimonial ejecutado por Rivera Pérez habría ascendido a 12 millones de pesos, los cuales tendría que resarcir. Esto, sumado a una multa de 13 millones, dieron como resultado la obligación de pagar 25 millones de pesos. Y claro, lo más doloroso sería la imposibilidad para contender por la candidatura gubernamental.

Pero ahora ya hasta candidato es… ¿algún arreglo bajo la mesa?

Nooooooo, cómo creen. El todavía panista (en 2017 amenazó con renunciar) rechazó haber llegado a un acuerdo con las bases panistas para que le echaran la mano. Sí, eso de la inhabilitación valió gorro y, muy probablemente, vuelva a ser alcalde de Puebla… sin embargo, aún tiene un proceso federal en su contra. De hecho, en breve se presentará ante un juzgado de distrito. ¿Y Moreno Valle ya no manipula las instituciones a su favor? Pues no… o bueno, ya llegó a un canal de “diálogo político y entendimiento con su partido”.

“Siempre pensamos que hay gato encerrado y no trabajo honesto. Lo único que se acordó (Con Martha Erika Alonso y su partido) fue el mecanismo de participación política, que fue la encuesta para ver quién participaba por la gubernatura y quién por la alcaldía. Estas fueron las reglas de la institución y hay que respetarlas. No es una trinchera menor y la voy a trabajar”, agregó Rivera, quien previo al anuncio panista fue visto en reunión con la esposa de Moreno Valle y el actual gobernador poblano, Antonio Gali.

Comentarios