Y mientras el extitular anda en precampaña, SEP admite atraso en reconstrucción de escuelas

Hace unos días, cuando a José Antonio Meade le preguntaron qué era lo que en la CDMX funcionaba mejor, sin chistar contestó: la educación… porque no depende del gobierno local, sino del federal; es decir, de la SEP, que hasta hace unas semanas era encabezada por su actual coordinador de campaña, Aurelio Nuño.

Ahhhh, qué astuto el precandidato no priista a la presidencia, ¿no? ” Pues sí, fue demasiado hábil en su respuesta y, de una pregunta mañosamente hecha para hablar bien de sus oponentes, sacó agua para su molino”… es lo que diríamos, sino existieran pruebas de que, así muy bien que esté el tema educativo en la CDMX, pues no. Cómo saberlo, cuando los chamacos no tienen ni dónde sacarle jugo a la reforma educativa.

Y, aunque les cueste trabajo creerlo, parece que la misma (o peor) situación se vive en Guerrero y Oaxaca, entidades en las que se reporta un grave rezago en las tareas de reconstrucción de escuelas, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Infraestructura Física. En entrevista para Reforma, el titular del organismo, Héctor Gutiérrez, señaló que en Oaxaca apenas se ha metido mano a 16 de los 28 planteles que resultaron severamente dañados, tras los terremotos de septiembre pasado. En Guerrero la cosa no es mejor: de las 12 escuelas afectadas, la SEP apenas atiende cinco.

En el caso de la CDMX, apunta el funcionario, las nueve escuelas que se han reportado ya están siendo intervenidas… y se sigue trabajando. Total, la meta es para junio, mes en que se deben tener listas las obras, para el inicio del nuevo ciclo escolar. ¿Y mientras?, ¿dónde toman clase los niños? Ahhh pues en aulas provisionales… las cuales no se han colocado en su totalidad. Así es, después de cuatro meses del siniestro (los cuales en tres Nuño seguía al frente de la dependencia), no se han podido levantar las 4 mil 109 aulas provisionales solicitadas. Apenas hay un avance del 88%, esto es, 3 mil 613. Ya casi.

Pero bueno, en lo que se termina ese trabajo, el extitular de la SEP lleva casi un mes apoyando la campaña del precandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade. Ya que es su fuerte, la mayoría de sus mensajes son relacionados con el tema educativo… claro, sin mencionar que, además de la reconstrucción de escuelas, dejó otros pendientes. Aquí algunos enumerados por Mexicanos Primero, relacionados con la transformación educativa:

“1.- La evaluación de desempeño perdió el impulso en el ciclo 2016-2017 al hacerla voluntaria, lo que deja una tarea significativa para la siguiente administración.

2.-  La tutoría – uno de los principales mecanismos de inducción y aprendizaje entre pares – sigue siendo una gran deuda con los maestros, no existe un registro público federal o estatal de la tutoría, además que sigue sujeto a disponibilidad presupuestal.

3.- La evaluación de aprendizaje, no se respetaron los calendarios previstos en el documento técnico publicado por el INEE en 2015.

4.- El Sistema de Información y Gestión Educativa (SIGED) todavía no cumple su mandato legal: no ha servido para la identificación de plazas vacantes o como mecanismo de comunicación directa con los directores escolares.

5.- La reconstrucción de comunidades educativas afectadas por lo sismos, sigue sin contar con una base de datos con información clara y completa sobre las escuelas dañadas”.

Ahhh, es que lo que no hemos entendido (o querido entender) es que pare eso apoya a Meade: con el se concluirá el trabajo que él no realizó en los 25 meses que estuvo al frente de la Educación del país.

Comentarios