Conductor de BMW que chocó en Reforma es declarado culpable de homicidio culposo

¿Recuerdan el terrible accidente ocurrido en Paseo de la Reforma, en el que el choque de un BMW dejó un saldo de cuatro personas? Es difícil olvidarlo, debido a las impresionantes imágenes que dejó el accidente y las polémicas desatadas a partir de las informaciones que poco a poco se fueron divulgando del caso.

Pues bien, después de casi un año de proceso, Carlos Salomón Villuendas, conductor del bólido -sí, insólitamente fue el único que salió con vida del accidente-, ha sido declarado culpable del delito de homicidio culposo agravado. No sé tiene conocimiento aún de la pena a la que se hará acreedor, pero podría ser de hasta 20 años. Eso lo sabremos hoy, 25 de enero, cuando en la sala 1 de juicios orales del Reclusorio Preventivo Norte se resuelva el castigo.

Recordemos que fue el pasado 31 de marzo cuando esta historia comenzó. Salomón Villuendas y cuatro personas más (dos hombres, dos mujeres) salieron de un bar en Polanco a bordo de un auto BMW, esto alrededor de las 3:30 de la madrugada. Pese a estar en estado de ebriedad, el hombre de 33 años condujo su auto a más de 180 kilómetros por hora sobre avenida Reforma. Desgraciada y previsiblemente, el resultado fue catastrófico. El auto impactó contra un poste de acero. Todos los pasajeros, menos el conductor, murieron.

Casi de inmediato se inició proceso contra Salomón Villuendas, quien no permitió que se le practicaran exámenes de sangre para determinar si había consumido alcohol previo al accidente. Sin embargo, el Ministerio Público nunca desestimó la acusación y ayer, durante una sesión de Juicio Oral, se determinó que había sido responsable de la muerte de las cuatro personas que lo acompañaban a bordo del BMW. De acuerdo con El Universal, el juez del caso consideró contundentes las pruebas aportadas para demostrar que el imputado se encontraba alcoholizado y manejó a exceso de velocidad y “bajo la circunstancia de que cuando por culpa se cause la muerte de más de dos personas por estado de ebriedad”, se le halló culpable de homicidio culposo.

Al conocer el fallo, Salomón Villuendas dijo preferir estar muerto a saber que fue el responsable de la muerte de sus amigos. Además, pidió perdón a los familiares de las víctimas y expresó su arrepentimiento por lo sucedido. “Es lo que me ha expresado y bueno, vamos a seguir trabajando para demostrar su inocencia o, en su caso, que la sentencia sea mínima”, señaló el abogado del acusado, ahora declarado culpable, Eduardo Gómez.