‘The Sinner’: Cómo juntar las piezas de un crimen

Por: Daniela Benassini

El concepto miniserie se ha ido construyendo para hoy por hoy ser uno de los favoritos por la audiencia, siendo la poca duración el mayor atractivo de éste. La manera de seguir la línea argumental es básico para que una miniserie funcione, ya que el tiempo corre y tienes que enganchar a la audiencia rápidamente. Hace unos meses llegó al catálogo de series por stream una gran propuesta que cumple los puntos para que una miniserie tenga éxito, estoy hablando de The Sinner.

Comenzamos la historia conociendo a Cora Tanetti, interpretada por Jessica Biel, su esposo y su pequeño hijo; parecen una familia común y corriente pero todo cambia en el momento en que una tarde en la playa, Cora comete un violento crimen a la vista de todos que ni ella misma puede explicarse. Durante los siguientes capítulos intentaremos descubrir por qué Cora cometió tal crimen.

Basada en el libro homónimo escrito por Petra Hammesfahr, The Sinner es una historia de calidad, narrada a excelente ritmo y con actuaciones tremendas. Vemos otra cara de Jessica Biel, quien es la que destaca por su gran trabajo, tanto como actriz como productora, ya que decidió seguir los pasos de varias actrices de Hollywood cambiando un poco el rumbo de su carrera para buscar proyectos más arriesgados, pero que le quedó como anillo al dedo.

Durante toda la temporada nos topamos con situaciones que resultan tan inesperadas que es imposible no querer ver qué va a pasar. El principal atractivo de esta miniserie es que la trama no girará en torno a quién, si no al por qué, tantas y tantas preguntas por resolver crearán una obsesión en el detective a cargo del caso, Harry Ambose, interpretado por Bill Pullman).

Poco a poco nos empezaremos a dar cuenta que Cora tiene guardados muy dentro de su memoria recuerdos de un turbulento pasado que poco a poco tomarán protagonismo conforme pasen los capítulos.

The Sinner es un rompecabezas oscuro que tiene como cometido jugar con tu mente. Si eres de los que usa la palabra “maratonear” como verbo semanal, esta serie es tu opción, no despegarás los ojos de la pantalla. Mi único conflicto fue el final; la resolución del misterio deja mucho qué contar, el ritmo baja en los últimos dos capítulos, sin embargo no llega a estropear toda la narrativa. La construcción de la trama y los numerosos flashbacks dejan muy claro el entorno tóxico y lúgubre en el que Cora vivía para escapar de su realidad.

Comentarios