En China, clonan dos monitos con la misma técnica usada en la oveja Dolly

Hace unos años, la polémica religiosa, científica y godinezca se centró en una impactante noticia: científicos había conseguido clonar una oveja. “Dolly” la llamaron. Pues bueno, a ver qué tal se pone el asunto, ahora que se ha dado a conocer que, utilizando el mismo proceso que con la borreguita, se consiguió la clonación de dos monitos, los cuales se encuentran completamente sanos.

Aunque desde Dolly (clonada en 1996) se han hecho múltiples intentos para volver a clonar seres vivos de toda clase: perros, gatos, vacas (bueno, en realidad sólo una veintena de intentos se han hecho) es hasta ahora que se obtienen resultados completamente satisfactorios. “Se ha superado la barrera de clonar una especie de primate”, informó el integrante de la Academia de Ciencias China en Shangai, Muming Poo.

Sí, lo conseguido con las dos hembras primates -que ahora cuentan con siete y ocho semanas de edad- representa un paso importante para la clonación humana; sin embargo, el equipo que ha logrado repetir el éxito científico no tiene la menor intención de reproducir bebés humanos. ¿Por qué? Bueno, la mayoría de los hombres de ciencia se opone a la práctica de la clonación (al menos la que persigue tal objetivo), además de que la sociedad lo rechaza, por razones éticas, señaló Poo.

¿Tons para qué fregados lo de los monitos? El largo y arduo camino para conseguir a los dos primates (127 óvulos fueron necesarios) tiene como intención utilizar a producto para investigaciones médicas, debido al enorme parecido que el mono tiene con los seres humanos. Sí, muy por encima de los ratones. “Finalmente lo lograron”, reconoció Shoukhrat Mitalipov, científico de la Facultad de Salud y Ciencias de Ohio, quien antes del equipo de Poo, intentó -infructuosamente- clonar monitos. Por cierto, se llaman Zhong Zhong y Hua Hua.

¿Y el procedimiento cómo fue? A grandes rasgos, los científicos del Instituto de Neurociencias de la Academia Nacional de Ciencias China usaron una técnica conocida como “transferencia nuclear”, la cual permite desarrollar clones idénticos a partir de una célula de un solo individuo. Los investigadores usaron un fibroblasto del tejido conectivo del un feto de mona. El núcleo de una las células se introdujo en un óvulo vacío que, una vez fertilizado, fueron incubado por madres hasta que nacieron los dos clones.

Estamos hablando de:

China Ciencia clonación
Comentarios