El derecho a equivocarse: una nueva del gobierno francés

El derecho a cometer errores, una ley histórica aprobada en la Asamblea Nacional Francesa (más o menos, su Cámara de Diputados) el pasado miércoles, 24 de enero. Esta legislación, reconocerá que a veces nos equivocamos mientras tratamos con la burocracia y las instituciones de gobierno.

 

Un ejemplo, si “te falla” al hacer tus declaraciones de impuestos las cortes francesas te bajan la multa hasta en un 30%. También, si tú te das cuenta de tu error —y les avisas—, te vas a tu casa sin ninguna penalización, todo en “buena onda”.

Además, las empresas y ciudadanos tendrán el derecho de pedir revisiones en los trámites fiscales antes de entregarlo, así tus trámites terminarán con correcciones en lugar de castigos monetarios.  Todo esta nueva legislación, está basada en un principio de honestidad y confianza entre el gobierno y los ciudadanos. Así, es la obligación de las autoridades probar que tus acciones fueron deliberadas.

El ministro de políticas públicas, Gérald Darmanin, no esperó para hacer pública, en Twitter, esta nueva legislación.

¡La generalización del #derechoaequivocarse
fue adoptada por la Asamblea en el momento! Es una revolución en la relación entre los gobiernos y los ciudadanos.¡También es una fuerte expectativa de los funcionarios públicos que quieren más margen en la iniciativa!
@StanGuerini
@SophieErrante
#DirectAN
pic.twitter.com/kTDAKoThG9

— Gérald DARMANIN (@GDarmanin) Enero 23, 2018

Eso sí, también tienen un límite en su paciencia: la ley nada más contempla una equivocación. Además, el derecho a equivocarse tampoco aplicará para los servidores públicos —ahem, corrupción “sin querer”—, ni para los servicios de salud, ni seguridad. Obviamente, si tiendes a “equivocarte” muy seguido, tampoco te van a perdonar todas.

¿Qué pasaría si intentamos esto en México?

*Foto de portada: Assemblée Nationale