El enfermero alemán que mató a más de 100 “por aburrimiento”

Un enfermero alemán, fue juzgado esta semana por el homicidio de 97 pacientes, sumándole una “rayita más al tigre” a la cadena perpetua que ya estaba cumpliendo por otros 6 asesinatos. Esta nueva condena, ha convertido al enfermero Niels H. en uno de los asesinos seriales más prolíficos en la historia de Alemania. 

¿Qué es lo curioso de sus atroces crímenes? Primero, en una confesión, el Niels H. confirmó que todo sucedió por aburrimiento. Resulta, que el enfermero, para pasar el rato, le inyectaba a sus pacientes diversos medicamentos que provocaban fallas cardiovasculares. Todo esto, para poder presumir sus habilidades de resucitación entre sus colegas del hospital. De acuerdo a CNN, el buen Niels “se sentía eufórico cuando rescataba a alguien y devastado cuando no podía”.

 

¿Dónde hemos visto eso antes?

Para atraparlo, los investigadores alemanes tuvieron que revisar más de 500 archivos de pacientes y exhumar 134 cuerpos de 67 cementerios diferentes. Además, como el “profesional de la salud” trabajó en dos ciudades distintas, la investigación abarcó todo el noroeste de Alemania.

Johan Kühme, el jefe de policía de una de las ciudades, notó que “nunca sabremos la dimensión real de los crímenes de Niels, ya que hay muchos pacientes cremados.”

Si Niels H. ya estaba cumpliendo la condena por cadena perpetua, si le agregamos las nuevas investigaciones es virtualmente imposible que el asesino serial toque las calles otra vez. Entonces, en este planeta hay un enfermero que se volvió adicto a provocar dolor y sentirse orgulloso por “salvarlos”. Cada vez te pareces más a la realidad, Black Mirror.

Foto: Netflix

 *Foto de portada: Independent UK & Netflix

Comentarios