Revientan mitin de la Caravana por la Dignidad… y los premian con pizza y chesco

El pasado 20 de enero, Javier Corral, gobernador de Chihuahua, encabezó una marcha para exigir la extradición efectiva de César Duarte Jaquez, su antecesor en el cargo, y la entrega de más de 700 millones de pesos retenidos por el Gobierno Federal. La “Caravana por la Dignidad de Chihuahua. Unidos con Valor contra la Corrupción” arrancó en el Puente Internacional Córdova de las Américas rumbo a la Ciudad de México. El recorrido está pronosticado para durar 16 días y culminar en la capital el próximo 4 de febrero.

Ayer, 25 de enero, un grupo de militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) reventaron un mitin de este movimiento en Gómez Palacio, Durango. El grupo, conformado en su mayoría por mujeres, bloqueó la carretera Chihuahua-Gómez Palacio e impidió el paso a esta ciudad. De acuerdo con los reportes periodísticos, los priistas, en primera instancia, señalaron que el bloqueo era para exigir proyectos productivos para el campo, aunque a la mera hora persiguieron a los integrantes de la “Caravana por la Dignidad” hasta la Plaza de Armas del municipio.

Miembros del PRI irrumpen en evento de la Caravana por la Dignidad
Foto: Twitter

En respuesta, los manifestantes chihuahuenses anticiparon su salida de Gómez Palacio y se enfilaron con rumbo a Torreón. Al final, los simpatizantes del PRI fueron premiados con pizzas y refrescos, mismos que fueron repartidos a una cuadra de la Presidencia Municipal, denunció el periódico Reforma. “Tuvimos una conferencia en el centro de Gómez Palacio, en el kiosco, al cual llegó un grupo de provocadores del PRI, que al grito de ‘viva el PRI’ no nos dejaba dar la conferencia”, indicó Emilio Álvarez Icaza, coordinador del movimiento y fundador de la plataforma Ahora MX.

Simpatizantes del PRI son premiados con pizzas y chescos por reventar evento en Durango
Pizzas y chescos: simpatizantes del PRI son premiados por reventar protesta de la Caravana por la Dignidad. Foto: Reforma/ Ma. Elena Sánchez.
Comentarios