Detienen a estudiante de prepa en la CDMX; ahora está desaparecido

El pasado martes, 23 de enero, Marco Antonio Sánchez, un estudiante de preparatoria de 17 años fue detenido por policías de la CDMX en las cercanías del Metrobús Rosario. De acuerdo al único testigo de lo ocurrido —su amigo Roberto—, los policías lo golpearon y se lo llevaron en una patrulla. Hoy, viernes 26 de enero, 3 días después, Marco Antonio Sánchez no ha aparecido.

Animal Político, compartió una narración de los hechos después de entrevistar a la familia del joven:

De acuerdo al padre de Marco, el joven se paró a tomarse una foto frente a un graffiti que le había gustado. En ese momento, le pidió ayuda a alguien que iba pasando. Cuando le estaban tomando las fotografías, los policías se acercaron a Marco y lo acusaron de estar asaltando a la persona que le tomaba las fotografías.

En esta misma narración, los jóvenes negaban las acusaciones pero los policías insistieron. En ese momento, Marco decidió correr hacia la estación del Metrobús Rosario, cuando —se relata— lo golpearon con los cascos. Todo esto, aún cuando el joven no oponía resistencia.

Esposado y golpeado, los oficiales se los llevaron dentro de la patrulla. En ese momento, es cuando su amigo Roberto, le toma la fotografía que pueden ver arriba y momentos después, Marco es supuestamente trasladado al Ministerio Público 40 (en Azcapotzalco).

Sus padres llegaron a la agencia ministerial horas más tarde y ahí les informaron que “el menor no había sido trasladado ahí”. Incluso, comentan que les dijeron en la agencia que la patrulla lo había dejado ir. Ya en la agencia, les negaron la oportunidad de levantar una denuncia de desaparición —no habían pasado 48 horas—. Además de que no había forma de comprobar la versión de Roberto de la historia.

Ahora, los padres acudieron a la CNDH para imponer una queja y levantar la denuncia de desaparición (la otra imagen que pueden observar). Mientras todo eso pasa, las autoridades capitalinas niegan haber detenido a Marco y no han compartido información de los oficiales involucrados. Por el momento, la familia de Marco Antonio Sánchez cuenta con el apoyo de los visitadores de la CNDH y siguen a la espera de que aparezca el joven a más de 72 horas de su detención.