Ex asistente de Weinstein lo demanda por “hacerla trabajar en un ambiente sexual”

No todo ha terminado en el caso de Harvey Weinstein. Después de que el productor de cine fuera golpeado en un restaurante en Los Ángeles, su ex asistente Sandeep Rehal, ha dado a conocer a través de una demanda que fue forzada a trabajar en un ambiente “de una forma penetrante, sexual y severamente hostil” por más de dos años mientras fue empleada de The Weinstein Co.

La demanda fue emitida en la corte federal de Nueva York por Rehal, quien acusa a Harvey, a Bob Weinstein y a la compañía por discriminación y acoso pero además, ha dicho que los hermanos Weinstein y el ejecutivo de Recursos Humanos, Frank Gil, fueron cómplices de este comportamiento tan deplorable y que por eso, en febrero de 2015, ella tuvo un punto de quiebre emocional y renunció. Sandeep tenía 26 años cuando comenzó a trabajar en la empresa en febrero de 2013.

Mucho del trabajo de la señorita Rehal como empleada de TWC involucraba hacer catering para el señor Harvey Weinstein para saciar los apetitos sexuales del señor Weinstein; también hacía lo que le pedían los miembros de su familia que a menudo eran abusivos. La señorita Rehal fue requerida para involucrarse y estar consciente de las preparaciones para eso y después limpiar los encuentros sexuales extremos del señor Weinstein. 

Ese involucramiento, asegura Rehal, incluyó una lista de contactos de Harvey que incluían un asterisco especial para denotar cuáles eran las sus “chicas” para poder programar una reunión cerca de la oficina para que él pudiera tener encuentro sexuales, así como comprarles lencería y abastecerse de inyecciones para su discusión eréctil.

Cada vez que Harvey Weinstein iba a encontrarse con una mujer al hotel, en la oficina o en cualquier otra parte, la señorita Rehal era forzada, como parte de su trabajo, de proveer a Harvey Weinstein de un trago, el cual ella guardaba en el bolsillo de su chaqueta o en una bolsa de papel café. Otra de las ‘tareas’ de la señorita Rehal era el ser forzada a ayudar a los encuentros sexuales de Harvey Weinstein limpiando el semen del sofá en la oficina del señor Weinstein. Esto pasaba de manera regular, tres o más veces a la semana cuando Harvey Weinstein estaba en Nueva York.

Asimismo la ex asistente de Weinstein asegura que no era la única persona que experimentaba dicho comportamiento y de hecho, dice que esto “era de conocimiento general” en la oficina y en los altos mandos de TWC, incluyendo Bob Weinstein y Gil. 

Según informa The Hollywood Reporter, TWC no respondió de manera inmediata este hecho. Lo que sí es que este es el último enfrentamiento de la serie de demandas que se han interpuesto en contra de Weinstein y su antigua compañía.

Comentarios